Comunitarias

Derriban árboles en Ecatepec; 400 familias en riesgo.

ALFREDO IBÁÑEZ

Habitantes de más 400 viviendas de las colonias Ampliación Coanalco y Buenavista Coanalco, podrían quedar sepultadas por lodo y cascajo, ante el temor de que suscite un deslave en la próxima temporada de lluvias, toda vez que el escurrimiento natural del agua de lluvias de la Sierra de Guadalupe, en el punto conocido como Cañada Santa Clara, está siendo obstruida con toneladas de cascajo.

Así lo señaló la diputada Xóchitl Arzola, luego de que vecinos de las colonias mencionadas se acercaron para mostrarle su preocupación sobre una posible tragedia que enlutaría decenas de casas, ante una latente tragedia que hasta el momento las autoridades han ignorado o hecho caso omiso.

Representantes de las colonias Ampliación Coanalco y Buenavista Coanalco, señalaron que durante el día y la noche arriban decenas de camiones que tiran cascajo, mismo que en algunos puntos alcanzan los 15 metros de altura en una zona considerada como ecológica, donde cientos de árboles han sido destruidos sin que la autoridad haga algo.

El problema está en que ese cascajo es depositado en la zona alta que es escurrimiento natural de lluvia de la Sierra de Guadalupe, es decir, conforme lleguen las lluvias, el agua buscará su cauce natural, y al quedar obstruida, el cascajo se reblandecerá y causará deslaves, arrasando todo a su paso, entre ellos más de 400 viviendas y sus respectivos moradores.

Los vecinos comentaron que ya les han enviado diversos oficios a las autoridades para que tomen cartas en el asunto, pero hasta el momento no han recibido respuesta alguna, sin embargo, la temporada de lluvias se acerca y el cascajo se sigue acumulando, por lo que la tragedia se cierne sobre cientos de habitantes de las dos colonias mencionadas, explicó la diputada Xóchitl Arzola.

Los representantes vecinales comentaron que a esta preocupación, se suma el problema de que las 400 viviendas depositan el drenaje al aire libre dentro de las instalaciones del deportivo Bicentenario en San Andrés de la Cañada, ocasionando malos olores y un latente riesgo de foco de infección.

La explicación, es que un cuando el drenaje de sus casas ya está terminado, las autoridades no lo han conectado a la red general, por lo que las aguas residuales se depositan en una zanja dentro del parque, ocasionando severos problemas de dermatitis y estomacales entre los visitantes al parque y vecinos de la zona.

Es decir, por un lado temen morir sepultados por toneladas de tierra y lodo conforme lleguen las lluvias, y por el otro, que las colonias se inunden al no haberse terminado de conectar el drenaje de las casas a la red general de al menos 400 viviendas.

Twitter: @ibanezalfredo
e-mail: alfredoibanezjuarez@yahoo.com.mx

Acerca de Alfredo Ibáñez

LIc. en Periodismo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Doce + seis =