Opinión

ATISBOS

El alfil del Presidente para hacer legal lo ilegal

Rafael Cienfuegos Calderón

Arturo Zaldívar ha de saber que lo que quiere de él el Presidente es usarlo y aprovecharse de su investidura de máxima autoridad del Poder Judicial para alcanzar sus fines de cambio (¿?) y transformación (¿?). A través de él quiere evitar el riesgo de que puedan ser declaradas inconstitucionales las reformas y decretos que ha presentado como titular del Poder Ejecutivo al Poder Legislativo a causa de las impugnaciones que enfrentan. Zaldívar sería ingenuo si cree el dicho del Presidente de que es el único capaz de llevar a cabo los cambios que requiere el Código Penal, y que por honesto lo quiere al frente de la Corte hasta 2024. Ha de saber también que ampliar su estancia en la presidencia del Poder Judicial viola la Constitución y que la independencia y autonomía de la institución se debilitarían, contrariamente a lo que expuso en la carta que difundió el día 24, de que las defenderá siempre. Empero genera suspicacia que el Ministro  Presidente de la Suprema Corte y titular del Consejo de la Judicatura deje en manos de sus compañeros del pleno el análisis y definición de si es o no inconstitucional la ampliación que incluye la reforma judicial, para al final tomar una decisión seria y responsable. Más aún cuando aclara que por ahora cumplirá el cargo de presidente para el periodo por el que fue elegido y que concluye el 2022. Para el Presidente del cambio son vitales las reformas constitucionales -como las que dieron paso a una nueva Ley de Energía, que enfrenta controversias y rechazo- porque en ellas sustenta los objetivos de la Cuarta Transformación y no quiere arriesgarse a que las eche atrás la Suprema Corte; de ahí la importancia del servicio que quiere del Ministro Presidente Arturo Zaldívar. Ayer dijo el Presidente que son importantes las instituciones, como también lo son los hombres que las dirigen, empero en los casos de la Corte y de Zaldívar, parece ser que no le importan ni una ni otro. Los cambios que en la institución violan la ley ¿acaso eso le importa? Al hombre lo usará alevosamente para legalizar lo que con apego a la Constitución es ilegal ¿acaso eso le importa? En tanto, corresponderá a los diez ministros resolver las controversias que se presenten contra la denominada ley Zaldívar y el costo de que puedan fallar a favor de ampliar dos años la estancia del hoy presidente de la Suprema Corte, podría ser  pérdida de confianza y dudas en cuanto a su imparcialidad y apego a la ley en el momento de impartir justicia.

 

 

Acerca de Juan Carlos Machorro

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =