General

Proyecto Regional CONFIO de ChildFund genera alternativas sustentables

ChildFund México dio a conocer el día de hoy los resultados del Proyecto Regional CONFIO: Prevención de la Migración Irregular de la Niñez en México y Centro América, implementado en México desde 2017 en 53 comunidades de los estados de Hidalgo y Oaxaca, los cuales cuentan con altos índices de población de niñas, niños y adolescentes en situación de riesgo de migrar, y la participación activa de más de 17,000 personas de forma directa y llegando a más de 50,000 indirectamente.
El proyecto se centró en abordar las causas raíz de la migración que obligan a miles de niñas, niños, adolescentes y jóvenes de la región a migrar como única opción de vida, entre las que resaltan: violencia doméstica y por crimen organizado; limitado acceso a oportunidades de empleo y educación; exclusión social y reunificación familiar. Ante este panorama, el fortalecimiento de los sistemas de protección a la niñez; el desarrollo de habilidades en las y los jóvenes, promoviendo oportunidades para un mejor empleo o emprendimiento; y la promoción de la participación y liderazgo de las y los jóvenes como agentes de cambio en sus comunidades, constituyeron las principales líneas de acción del proyecto con un enfoque transversal de perspectiva de género.
En la ceremonia de cierre se presentaron las metas alcanzadas a lo largo de cinco años, contando con la participación de Adriana Castillo, Presidenta de Consejo, y Sonia Bozzi, Directora de País, de ChildFund México; Miriam Mendez, Coordinadora del Proyecto en México; representantes de los comités juveniles y organizaciones comunitarias participantes en el proyecto; así como, servidores públicos de SIPINNA, CONAPO e Inmujeres de los tres niveles de gobierno, entre otros.
Entre los logros más importantes para el componente de protección, destacan la capacitación a más de 400 funcionarios públicos en temas de derechos y protección a la niñez; la creación de 22 mecanismos comunitarios de protección a la infancia y capacitación a más de 340 personas para su coordinación; y la elaboración de políticas y planes para la identificación de riesgos y canales de referencia en las 53 escuelas participantes del proyecto.
En el ámbito de la empleabilidad, 97 cursos de capacitación técnica fueron impartidos a más de 2,500 jóvenes en áreas administrativas, de tecnología de la información, imagen, preparación y conservación de alimentos, entre otras; con el objetivo de mejorar sus habilidades y conocimientos para obtener o conservar un empleo y poner en marcha pequeñas empresas, especialmente a mujeres jóvenes. Adicionalmente, 80 jóvenes fueron ganadores de capital semilla para impulsar sus ideas de negocio o potencializar negocios ya establecidos.
Por último, más de 4,600 jóvenes fueron capacitados en temas de género y participación juvenil, con el objetivo de fortalecer su capacidad de liderazgo para participar en actividades cívicas; conocer las obligaciones de los garantes de derechos e identificar a los principales responsables de la toma de decisiones y las políticas sobre los riesgos y las alternativas de la migración irregular de la niñez.  Como resultado de la participación activa y liderazgo de los participantes, se constituyeron 10 Comités Juveniles, los cuales generaron tres propuestas para abordar las causas expulsoras identificadas por las y los jóvenes, a saber: Prevención del embarazo en la adolescencia y las uniones tempranas“; “Internet gratuito para las comunidades más alejadas“; y «Únete para poner alto a la violencia familiar, hazlo por nosotros ¡Actúa!»
Dichas propuestas fueron presentadas ante autoridades municipales, estatales y federales quienes respondieron de forma positiva a las preocupaciones e iniciativas planteadas por los jóvenes y han generado acciones en colaboración con instituciones de gobierno, además de acciones encaminadas a mejorar sus comunidades.
“En ChildFund estamos convencidos que la colaboración multisectorial es clave para poner en marcha procesos que transformen la realidad y generar alternativas sustentables; para que crecer, desarrollarse y tener un futuro mejor y digno sea una posibilidad para todas y todos, sin la necesidad de desplazarse poniendo en riesgo la vida. Para que niñas, niños y jóvenes confíen en sí mismos, y en las oportunidades que su país les ofrece. Para que ejercer el derecho a migrar sea una elección y no la única opción”, señaló Sonia Bozzi, directora de país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − tres =