Sustentabilidad

Preciclaje, una opción para reducir la cantidad de residuos

Con el objetivo de concientizar sobre los desechos que se generan antes de consumirlos, se crea el concepto preciclaje, que busca reducir la generación de residuos mediante decisiones de compra inteligentes.

Cada persona utiliza en promedio 45 kilos de plástico al año. La mayoría de estos productos tienen una vida útil muy corta y se desechan con facilidad, por ejemplo: una botella PET terminará en la basura y tardará de 100 a mil años en degradarse; entonces justo cuando debe tomarse la decisión de consumir sin generar residuos y así no contaminar se está preciclando. Por eso se dice que “el mejor residuo es el que no se produce”.

La prevención puede ser desarrollada tanto por las empresas –en la producción– como por los individuos como consumidores –en el ámbito del consumo–.

México es el país No.1 en el consumo de agua embotellada y tan sólo en 2017, se consumieron 234 litros por persona, lo que generó 21 millones de botellas de PET al día de los cuales sólo se recicló aproximadamente el 57%, lo que significa que más de 320,000 toneladas de PET terminaron contaminando ríos y mares de nuestro planeta.

En entrevista con este reportero, Julen Garritz, Director de Soda Stream, declaró que este concepto de “preciclaje”,  busca ir más allá del reciclado común, pues se trata de fomentar la cultura del no sólo reutilizar los desechos, sino el no generarlos.

Política que se sustenta en las grandes consecuencias que tiene la generación de infinidad de desperdicios que no tienen una disposición adecuada; de ahí, que los consumidores deben tener una nueva mentalidad al saber que hacer con su basura.

Acciones que pueden ser pequeñas, pero al final son de grandes beneficios como es el ya no usar popotes, llevar bolsas de tela al supermercado, entre otras acciones.

Estima que es complicado el cambio cultural para ya no consumir productos que generan amplios residuos como son las botellas PET, pero no se debe dejar de luchar contra estos cárteles del agua que han hecho de México el principal mercado de consumo de agua embotellada, sino que se debe mantener siempre vigentes los mensajes de control de uso del PET.

Siendo en este contexto, en donde su producto Soda Stream se ubica en no sólo brindar agua mineral al usuario, sino el brindarle la posibilidad de mitigar su impacto ambiental al no utilizar botellas PET.

Detalló que una carga de cartucho de agua mineral de Sodastrem equivale a no usar unas 3 mil botellas de PET de forma anual.

Para cambiar esta realidad, tanto las personas como las empresas deben fomentar la cultura del preciclaje.

Una guía rápida para ser parte del Preciclaje:

□ Comprar productos frescos y a granel en lugar de los empacados en plástico.

□ Utilizar el agua de la llave, ya que en México es potable.

□ Ejemplo de trabajo corporativo y tecnológico para ahorro de PET es la máquina Sodastream, que crea agua mineral.

□ Comprar alimentos en empaques de cartón y no de plástico.

□ Para los alimentos envasados, optar por aquellos productos con menos envoltorios.

□ Evitar los envases de plástico sobre todo los flexibles, ya que están fabricados con diversos tipos de plástico en varias capas y no son biodegradables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *