Opinión

LO COTIDIANO CON CLASE

PEPE CAMARA

“La desafección política en México: ¿Es factible incrementar el interés de los mexicanos en la política?”. Con este título llevó a cabo un estudio- investigación la Dirección General de Análisis Legislativo del Instituto Belisario Domínguez (IBD), cuya conclusión fue: dos terceras partes de los mexicanos están poco o nada interesados en la política, incluyendo los asuntos públicos.

Se analizaron diversas encuestas nacionales e internacionales aclarando que la desafección política se refiere al sentimiento  subjetivo de impotencia, cinismo y falta de confianza en el proceso político, los políticos y las instituciones democráticas que genera un distanciamiento y alienación respecto a éstos, y una falta de interés en la política y los asuntos públicos, pero sin cuestionar el régimen democrático.

En ese sentido, se ubica a México como uno de los países latinoamericanos con mayor desafección política pues, de acuerdo con los datos más recientes del Latinobarómetro, correspondientes al año 2016, el 57.9 por ciento de los mexicanos considera que la política y los políticos han perdido credibilidad y no parece que la puedan recuperar.  Percepción que nos coloca en el segundo lugar de la región, entre Chile, en donde esta creencia es compartida por el 66.2 por ciento de la población, y Nicaragua, donde alcanza 52.7 por ciento.

En nuestro caso, se observa un incremento de 24 puntos porcentuales de 2003 a 2016, entre las personas que consideran que la política y los políticos han perdido credibilidad y no parece que la puedan recuperar, al pasar de 34 a prácticamente 58 por ciento.

Adicionalmente, la más reciente Encuesta Nacional de Cultura Constitucional del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, señala que 63.3 por ciento de los mexicanos entrevistados declaró interesarse poco o nada en los asuntos públicos, 25.5 por ciento dijo tener algo de interés y sólo 9 por ciento respondió tener mucho interés en éstos.

Especialistas consultados por el IBD coincidieron en que, en el contexto político actual, resulta poco factible incrementar el interés y el nivel de conocimiento de la mayoría de los mexicanos en materia política, porque existe un enorme desencanto ciudadano hacia los políticos y las instituciones como consecuencia de la corrupción y el malestar con el desempeño de gobiernos y autoridades.

Confiemos en que el nuevo gobierno y  la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión (2018-2021), se hagan cargo, deliberen y discutan con seriedad, y tomen en consideración las recomendaciones de los especialistas para incrementar el interés de los mexicanos en la política, los políticos y los asuntos públicos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =