En Ambiente

Los desperdicios, una valiosa fuente de recursos

Si intentaras recordar que estabas haciendo el 1 de agosto de 2018, ¿podrías hacerlo? A nivel global, esta fecha fue de gran relevancia para el medio ambiente pues tomó lugar el “Earth Overshoot Day”, es decir, el día en que la humanidad teóricamente consumió todos los recursos disponibles para el año. De acuerdo con la organización Global Footprint Network, este evento es alarmante ya que debido al aumento de la población mundial estamos consumiendo más materias primas de las que el planeta puede generar.

En el caso de México, esto sucedió el pasado 29 de agosto de 2018. Si todo el mundo consumiera del mismo modo en que lo hacen los mexicanos, se necesitarían 2.1 planetas para cubrir con los recursos naturales demandados. Es por ello que desde hace algunos años, los esfuerzos para incorporar el modelo de la economía circular en el ciclo de consumo humano se han convertido en prioridad.

Materias primas como el petróleo, gas, metales y minerales, entre otros, son ingredientes esenciales de nuestra economía. El futuro del planeta requiere de más y mejores fuentes de suministros limpios. En este sentido, los residuos se vuelven una valiosa fuente de recursos re-aprovechables. Empresas y gobiernos por igual, gozan hoy de los beneficios de adoptar este modelo como parte de su compromiso con el medio ambiente.

A continuación, te compartimos algunos ejemplos de estas medidas.

Transformar los residuos en energía

Los residuos pueden utilizarse como fuente de energía, evitando así el uso de recursos no renovables. Por ejemplo, en los Países Bajos, la planta de café Joure de Jacobs Douwe Egberts utiliza los residuos que quedan después de tostar los granos de café como combustible para la caldera de la planta, esto proporciona vapor para producir café y generar un ciclo cerrado que evita la necesidad del gas.

Mientras que en Arras, al norte de Francia, se aprovecha el valor energético de las aguas residuales municipales para calentar las piscinas de un centro acuático, de esta manera se evita el uso de gas y se reducen las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

Productos con eco-diseño

Cada vez más compañías están aprovechando los residuos como materia prima en sus procesos de producción. Al adoptar un enfoque de eco-diseño, se entabla el compromiso de prestar especial atención al impacto ambiental de un producto a lo largo de su ciclo de vida, desde la producción hasta su eliminación.

Marcas como Tribord, que desarrolló una bota de surf hecha con conchas de ostras recicladas, o Adidas, que recientemente lanzó su primer par de tenis fabricados a base de residuos plásticos recuperados del mar; han dado un primer y significativo paso al incorporar materiales reciclados o reutilizados en sus productos. El eco-diseño también contempla la reutilización, re-manufactura y/o recuperación de un producto o sus componentes al final de su vida útil.

La economía circular no sólo debe impulsar a las empresas a buscar fuentes alternativas que aseguren su suministro de materia prima, también las debe alentar a repensar sus procesos de fabricación y a comprometerse con la disposición de los residuos generados por sus productos. La economía circular rompe esquemas, reinventa modelos y genera negocios más sostenibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =