Opinión

Urbe 2011

Por: José Manuel López Castro, Enrique Velasco Yépez

CAMPO Y DESARROLLO (76)

Hace unos tres lustros se presentó en la Ciudad de México la Primera Exposición sobre “Productos no Tradicionales”. De inmediato, llamó la atención. Recorrer los stands de esta expo fue una revelación. Plantas medicinales, aromáticas, productos regionales y alimentos populares se tuvieron, por primera vez, en un solo lugar. Fue el Word Trade Center. Se realizaron otras ediciones. Luego pasó a Veracruz, Chiapas y Baja California. Fue el primer paso de lo que se llama “Denominación de Origen”. Simón Treviño, director general de Fomento a la Agricultura de la SAGARPA, presentó ahora la Primera Expo de Denominaciones de Origen, donde se informó que México cuenta con 13 Declaratorias de Protección con este reconocimiento, otorgadas por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). Las declaratorias corresponden al Ámbar de Chiapas; Bacanora de Sonora; Café de Chiapas y de Veracruz; Charanda de Michoacán; Chile Habanero de la Península de Yucatán; Mango Ataulfo del Soconusco, Chiapas; Mezcal de Guerrero, Oaxaca, Durango, San Luis Potosí y Zacatecas; Cajitas de Olinalá, Guerrero; Sotol de Chihuahua, Coahuila y Durango; Talavera de Atlixco, Cholula, Puebla y Tecali; tequila de Jalisco, Nayarit, Michoacán y Tamaulipas, y vainilla de Papantla. Las Denominaciones de Origen son una oportunidad para consolidar a los productos mexicanos en mercados internacionales y darles un valor agregado por el sólo hecho de haber sido producidos en el país, aseguró Treviño Alcántara.

NO SE PUEDE JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE

Aunque el Presidente Felipe Calderón Hinojosa haga coraje, berrinche y critique a los medios de comunicación, porque según él, no leen correctamente y publican cosas inexactas, nada, pero absolutamente nada podrá justificar lo injustificable. No se puede tapar el sol con un dedo. Calderón está dolido porque se publicó masivamente que México es el segundo país del mundo con mayor injusticia social, con infame distribución de la riqueza. Eso de que México es el segundo del orbe con mayor desigualdad, le purgó. Pero la verdad, no sabemos por qué se molestó tanto, si la Organización de Cooperación para el Desarrollo Económico únicamente acomodó y publicó los datos que el mismo gobierno manda al organismo. La mayoría de los trabajos que presenta la OCDE y ONU y otros entes es precisamente lo que quieren los gobiernos nacionales que se publique. Sabido de una minoría es que dichos organismos no siempre hacen trabajo de campo. Para qué tanto salto, estando el suelo tan parejo. Además, por qué no protestó cuando la ONU publicó que en México únicamente se deforestaban anualmente alrededor de 300,000 hectáreas de bosques y se reduciría a 150,000 sí esta información es más que falsa. Lo que dice el ente internacional es que México tiene el segundo nivel más elevado de desigualdad de los ingresos en la población activa en la Organización de Cooperación para el Desarrollo Económico, justo por debajo de Chile y muy por encima de la media de la OCDE, a pesar de su disminución desde mediados de los años 90. Agrega que el ingreso medio del 10 por ciento de los hogares mexicanos con mayores percepciones era en 2008 de 228,900 pesos mexicanos, 26 veces por encima del ingreso del 10 por ciento con menores ingresos, que percibe 8,700 pesos promedio mensuales.

En los últimos 25 años, los ingresos reales de los hogares crecieron 1.7 por ciento para el 10 por ciento de los mexicanos más ricos, pero solo 0.8 por ciento para el 10 por ciento más pobre. Es más, de acuerdo con el Coeficiente de Gini que hace la OCDE, de desigualdad de ingresos, México está con 0.50, mientras que Suecia y Noruega no llegan al 0.25, Dinamarca se ubica tercero con 0.25. Esta medida indica que en cero la distribución del ingreso es pareja entre ricos y pobres, conforme crece, la injusticia es mayor. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo alerta a México alerta sobre una posible revuelta social, dado el enorme abismo entre ricos y pobres y eso que el PNUD califica con Gini de 0.450, mientras que el CONEVAL es más verista y pone un Gini de 0.591 en algunos municipios. Además, el Presidente hace referencias poco afortunadas. Calderón habla de 1984 al 1998 y la OCDE de 2008. El mandatario defiende a los pobres ricos que perdieron 12 por ciento de sus ingresos mientras que los miserables salieron ganando; la OCDE dice que hay enorme diferencia entre lo que perciben unos y otros. Hay ocasiones en que es mejor aguantar estoicamente, claro, callado.

 

Comments Closed

Comments are closed. You will not be able to post a comment in this post.