Notas

Lo cotidiano con clase

 

Preservar la salud de los mexicanos es y debe ser, tarea prioritaria de todos, incluidos, desde luego, los legisladores  como responsables de estudiar y aprobar  las leyes que cumplan esa función, ya que un pueblo sano hace una nación sana y próspera.

Bajo esta óptica,  el senador panista Ernesto Saro Boardman, presidente de la Comisión de Salud, presentó una iniciativa que reforma la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, con la finalidad de  que en cada estado de la República, en coordinación con sus municipios, se establezca y opere un sistema integral de residuos.

La iniciativa, por acuerdo del pleno senatorial, se turnó a las Comisiones Unidas de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca y la de Estudios Legislativos Segunda y tiene como objetivo toral, “promover el uso de centros para la prevención y gestión integral de residuos sólidos urbanos, de manejo especial y peligrosos; centros que sean ambientalmente adecuados, técnicamente factibles, económicamente viables y socialmente aceptables”.

En la exposición de motivos que fundamenta la reforma, el senador Saro Boardman, sostiene que cada uno de los estados que integran el territorio nacional se coordinará con sus municipios para establecer y operar, dentro de su circunstancia territorial, un centro o sistema de residuos que deberá asegurar el manejo integral y el aprovechamiento de los residuos, así como su disposición final.

De prosperar la iniciativa en comisiones, por  agenda legislativa, con toda seguridad, será  dictaminada y aprobada en el período ordinario de sesiones que inicia en febrero próximo. No sería justo que, finalmente, se quedara como cientos de propuestas de reformas que se encuentran en  lo que se conoce como “la congeladora “. En esta ocasión, se trata de algo  que bien puede considerarse como de vida o muerte.

De aprobarse el establecimiento de  un sistema integral regional que dé servicio a dos o más estados, se conseguirá salvaguardar la salud de los mexicanos y otorgarles el derecho a un Medio Ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar.

La iniciativa de reforma a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos responde a esa falta de cultura en materia de reciclaje a la vez que, es insuficiente la infraestructura actual para el tratamiento y reuso de los residuos peligrosos 

Actualmente, México cuenta con un sólo Centro para el Manejo Integral y el Aprovechamiento de los Residuos Industriales, el CIMARI, que capta el 12 por ciento del volumen total que generan los residuos peligrosos, a pesar de los graves riesgos ambientales que implica la inadecuada disposición de dichos residuos.

Es urgente que los senadores se comprometan en verdad y logren aprobar esta reforma, porque resulta indispensable para el país y la salud de los mexicanos, contar con sitios adecuados para el manejo, aprovechamiento y, en su caso, disposición final de los residuos, ya que es pertinente e idónea la concurrencia de las entidades federativas, precisamente para que se vea compartida y fortalecida la solución.

Por la trascendencia de la iniciativa, la suscribieron también los senadores Guillermo Tamborrel Suárez, Humberto Andrade Quezada, Juan Bueno Torio, Jesús Dueñas Llerenas, Ricardo Torrres Origel, Rubén Camarillo Ortega y Sebastián Calderón Centeno del PAN; Jesús María Ramón Valdés del PRI; Jorge Legorreta Odorica y Javier Orozco del PVEM y Lázaro Mazón Alonso del PRD.

 

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.