En Ambiente

Fallout: Brotherhood of steel

Diversión, aventura y reto en Fallout: Brotherhood of Steel.

Mis estimados lectores, se preguntarán el porque estoy escribiendo sobre un juego que salió hace 6 años, para el PS2 y Xbox, pues todo se remonta al pasado sábado, cuando pasé una buena tarde jugando en modo cooperativo el juego de Lara Croft and the Guadian of Light.

Entonces, buscando un juego similar, recordé que tenía en mi colección ese título de la saga Fallout y decidí ponerme a jugar.

Aunque las gráficas ya lucen bastante viejunas  —aún para su época— el título mantiene un nivel de diversión muy alto, gracias a su fluido control.

¿Pero de qué va?, Fallout: Brotherhood of Steel es un título de acción / RPG, desarrollado por Interplay, con vista desde arriba, donde controlaremos a 1 de 6 posibles personajes (al inicio hay 3 disponibles y después de finalizarlo, se desbloquean los otros tres) y que se desarrolla en Carbon, Texas; pero como todo en el universo de Fallout este devastado por la guerra nuclear y ahora es tierra de nadie.

Los tres primeros personajes son Cyrus, un tipo rudo de una villa tribal; Caín un “ghoul”, es decir, una persona afectada fuertemente por la radioactividad y, finalmente Nadia, una chica que ha crecido en las calles.

Una vez que eliges a tu personaje, llegas a dicha ciudad buscando a los paladines de la hermandad.
Pero lo que encuentras es que el lugar acaba de ser atacado por los Raiders, el grupo de renegados mala onda y para colmo de males, los habitantes sólo te dan pocos detalles y el alcalde de buenas a primeras, te pide que limpies una bodega llena de escorpiones radioactivos… pero ni modo, así es la vida en este mundo postapocalíptico.

Aunque en su momento hubo críticas a favor y en contra, sobre todo, más en contra, este título es muy bueno, y a pesar de los modestos gráficos, el resto del juego es de gran nivel. Claro, algunas de estas quejas se deben a que no es 100% fiel al universo Fallout.

Por cierto, como detalle, el motor gráfico usado es “Snowblind”, que también fue usado en Dark Alliance y Champions of Norrath (ambos igual de buenos).

En el aspecto de rol, nuestro personaje al subir de nivel recibe puntos y debemos distribuirlos en diferentes mejoras, además de que en tiempo real podemos cambiar armas. Hay un mapa que se va actualizando conforme vamos avanzando.

Entonces, si ustedes aún conservan su PS2 o Xbox (este título no es compatible con el Xbox 360), pues denle una oportunidad a este título y pasen un rato agradable.
Después de todo, no poque algo sea nuevo, tiene que ser bueno o debes correr a comprarlo. Los juegos del ayer, siguen teniendo vigencia.

Nota aparte: “haiga sido, como haiga sido”, feliz Bicentenario México.

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.