Sustentabilidad

Crean foco ecológico con material reciclado y tecnología led

Se dio a conocer que “Luciérnaga” es el nombre de la novedosa creación de Moisés Venegas Samperio, ingeniero de profesión, quien trabaja en un proyecto de luminarias públicas para zonas marginadas. Se trata de un foco ecológico que utiliza energías renovables y tereftalato de polietileno (PET, por sus siglas en inglés) como material base, y que se implementará en los próximos meses en algunas comunidades del Ajusco, en el sur de la Ciudad de México.

El foco ecológico es una iniciativa de Aselus, una empresa fundada en 2010 con la finalidad de desarrollar tecnología sustentable para la población más vulnerable del país y mejorar su calidad de vida, según afirmó.

El investigador explicó que este emprendimiento surgió debido a las condiciones del entorno en el que le tocó crecer, en el cual aún existen muchos problemas y rezagos, y en donde no hay luminarias.

Dijo que “quisimos desarrollar un proyecto en el que se pudiera utilizar PET, porque nos dimos cuenta de que había mucha basura y desperdicio; decidimos aprovechar esa basura y darle nueva vida. Además, nuestro principal propósito es poder llevar iluminación a zonas donde no se cuenta con este servicio y ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas”.

W

Con la patente en trámite, el foco ecológico es un producto versátil porque se puede utilizar del mismo modo que un foco ordinario: instalarlo, encenderlo y apagarlo en el hogar, y también colocarlo como luminaria pública. Además, tiene forma de luciérnaga, de ahí su nombre.

Añadió que “va a utilizar materiales reciclados, es ecológico y usa tecnología led de última generación que brinda una iluminación muy eficiente, además de funcionar con paneles solares. La ventaja del uso de energía renovable es que nos va a dar autonomía en el producto y va a brindar una parte muy ecológica. Es un diseño totalmente nuevo, no comercial; si buscamos alguna patente, no la hay”.

En comunicado de prensa, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) se detalló que el foco funciona como tragaluz debido a que su diseño es en forma de botella translúcida que permite el paso de la luz natural durante el día, mientras se llenan baterías recargables por medio de celdas fotovoltaicas para aprovechar la energía generada que enciende una lámpara de led durante la noche.

Según Venegas Samperio, los principios físicos son muy sencillos y el prototipo ya está listo y validado en cuanto al funcionamiento y diseño; no obstante, están afinando los detalles de financiamiento y obtención de recursos por medio de la iniciativa privada, para materializar el proyecto e iniciar con la instalación en una primera etapa.

“Lo que se busca inicialmente es llegar a lugares en donde las condiciones son complicadas y no existe conectividad de nada; identificamos comunidades en los estados de Hidalgo, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Guerrero, con grandes índices de marginación”, explicó.

La primera instalación la realizarán en los próximos meses en la zona del Ajusco, en el Distrito Federal, con el financiamiento de una asociación internacional que lleva electricidad a países en vías de desarrollo. El consorcio promueve el uso de botellas recicladas de PET para iluminar casas y les interesó el diseño de Luciérnaga, porque es novedoso y muy accesible, según afirmó.

Comments Closed

Comments are closed. You will not be able to post a comment in this post.