Sustentabilidad

Afecta a casi un 15% del mercado nacional de energéticos el robo de gas L.P

 

La industria de la distribución de Gas L.P. en el país alerta sobre el crecimiento desmedido en el robo de este energético y la necesidad de contrarrestar esta problemática ante los enormes riesgos que representa para las autoridades, el sector, y principalmente, para los consumidores.

 

Este ilícito se agudizó desde hace dos años y se presenta a nivel nacional, afectando principalmente a la Ciudad de México y los estados de México, Morelos, Querétaro, Hidalgo, Guanajuato, Puebla, Tlaxcala y Veracruz. El robo ha crecido a tal grado que la afectación en algunos mercados pasó del 5% en 2017, a cerca del 15% a nivel nacional en lo que va del presente año.

 

Como muestra de la situación, en los últimos dos meses, tan solo en el Triángulo Rojo, región en la que colindan Puebla, Tlaxcala y Veracruz, el robo ha crecido en un 56.3%, pasando de $40 millones de pesos al 30 de mayo pasado, a más de $62 millones de pesos en agosto del presente año.

 

La industria calcula que el robo de Gas L.P. en esta región es de 23 mil toneladas mensuales, mientras que a nivel nacional, la cifra asciende a 58 mil toneladas, lo que representa 1,102 millones de pesos en pérdidas para PEMEX y las empresas cada mes.

 

Asimismo, el volumen de combustible robado representa un riesgo exponencial para los consumidores, pues este equivale aproximadamente a un total de 2 millones 320 mil servicios de distribución de gas L.P. que llegan a los hogares y ponen en peligro a miles de familias.

 

Lo anterior, debido a que los grupos delictivos involucrados en esta actividad se han vuelto cada vez más sofisticados, a tal grado, que distribuyen y comercializan el Gas L.P. robado al consumidor final, con los riesgos que ello implica.

 

Por otra parte, el robo de autotanques y semiremolques a la industria formal va en aumento. Desde 2017, se han contabilizado cerca de 200 vehículos robados, con el consecuente impacto en la seguridad del personal administrativo y operativo de las empresas.

 

Ante este panorama, la industria se ha visto obligada a modificar sus esquemas de operación. Durante el primer semestre de este año se han tenido que suspender 17 rutas de distribución debido a la inseguridad y existe la posibilidad de que durante el segundo semestre de 2018 se suspenda un número similar de rutas adicionales por la misma razón.

 

El robo del Gas L.P. adquiere además una nueva dimensión debido a la distorsión que ha generado en el mercado, pues los grupos criminales lo ofrecen a menos de la mitad de su costo en el mercado formal, afectando la sana competencia.

 

Ello se debe a que se trata de un producto robado de coste cero, que no paga sueldos ni salarios, prestaciones laborales de ley, impuestos, costes logísticos, regulatorios e indirectos, entre otros, en los cuales sí incurre la industria formal. En consecuencia, el servicio de entrega a domicilio del Gas L.P. de las empresas no puede competir contra los precios de los cilindros que son llenados en el mercado informal.

 

De continuar esta situación, se calcula una posible pérdida de hasta 14 mil empleos formales directos y casi 50 mil indirectos en todo el país por las afectaciones a la cadena de distribución.

 

En este tenor, la industria de la distribución de Gas L.P. reitera que el robo de este combustible es un Ilícito en detrimento del Estado y de la sana competencia, que además atenta contra la seguridad de la población, pues se distribuye y surte a los consumidores en condiciones que arriesgan su integridad física.

 

Por ello, la industria hace un llamado a los consumidores a que, por su propia seguridad, se abstengan de adquirir Gas L.P. por parte de distribuidores no autorizados, para lo cual resulta fundamental que hagan uso de AmiGas LP, que es la aplicación oficial de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), la cual permite verificar la autenticidad de las unidades de suministro de las más de 400 empresas formalmente establecidas que actualmente se encuentran en todo el país, mismas que operan conforme al marco normativo vigente para surtir el energético de manera segura y legal.

 

Finalmente, el sector hace un llamado a las autoridades a redoblar los esfuerzos para combatir y erradicar el robo de Gas L.P., para lo cual ofrece toda su disposición para colaborar en el diseño e implementación de acciones para contrarrestar este ilícito.

Acerca de Juan Carlos Machorro

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + catorce =