Opinión

ATISBOS

El Presidente ¿olvida o hace que se le olvida?

Rafael Cienfuegos Calderón

Como político de oposición el Presidente del cambio y la transformación siempre ha vilipendiado a la autoridad electoral. No le gusta. Le incomoda. Al Instituto Federal Electoral (IFE) lo acusó de prestarse al fraude que en 2006 le robó el triunfo electoral -que no demostró- y dar el triunfo al PAN, y de solapar en 2012 la violación de la ley por exceso de gastos del candidato ganador del PRI, que fue su segunda derrota por la presidencia. Ayer, a cinco semanas y días de la elección de más de 21 mil cargos en los 32 estados del país, el Presidente no tuvo reparos en afirmar que el IFE, el Instituto Federal Electoral (INE) y el Tribunal  Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), fueron creados para que no haya democracia. Olvida o hace que se le olvida, que la función del instituto y el tribunal es hacer cumplir la ley electoral, que la legislación actual es resultado de las negociaciones entre los partidos políticos avaladas por el Poder Legislativo, y que como jefe del Poder Ejecutivo Federal está obligado a respetarla. Olvida o hace que se le olvida, que luego de la elección de 2006 presionó para reformar la ley electoral y prohibir la intervención en los procesos electorales de los gobernantes con declaraciones o actos públicos, como lo hizo FOX. Olvida o hace que se le olvida, que tras la derrota en 2012 él y la coalición de partidos que lo postuló exigieron que se incluyeran en la reforma electoral de 2014 plazos más estrictos para presentar los gastos de precampañas y campañas, evitar que se viole el tope, que la autoridad electoral dictamine rápido y que el incumplimiento se castigue. Olvida o hace que se le olvida, que como político opositor pugnó por establecer en la ley que ningún partido tenga más de 8% de sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados, como la tuvo la alianza PRI-Partido Verde en 2015. Ahora que la autoridad electoral le pide que deje de intervenir en la elección en curso, acusa que lo quieren callar violando su libertad de expresarse; ahora que el INE y el Tribunal Electoral sacaron de la competencia electoral a Félix Salgado y Raúl Morón por no comprobar gastos de precampaña, dice que es un atentado contra la democracia; y ahora que ambas instituciones autónomas y pilares de la incipiente democracia mexicana aprobaron los lineamientos para impedir que haya en la legislatura 2021-2024 mayoría artificial de diputados, como la que tienen con 16% Morena-PT-PES desde 2018, denuncia complot e imparcialidad. El Presidente y Morena quieren cambiar la ley electoral para controlar al INE y al Tribunal Electoral.

Acerca de Juan Carlos Machorro

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =