Opinión

ATISBOS

Visos de corrupción

Rafael Cienfuegos Calderón

Era de esperarse, y por tanto no sorprende. Fiel a su costumbre, como ocurre siempre que hay información dura que no le gusta porque pone en duda el desempeño del gobierno y da visos de corrupción, el jefe del gobierno del cambio y la transformación dijo el lunes 22 que tiene otros datos. En esta ocasión desmintió que haya habido mal manejo del presupuesto federal en el primer año de su gestión, anunció que sus otros datos se van a dar a conocer en la conferencia mañanera, y acusó a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) de dar mala información a sus adversarios.  Resulta que éste órgano fiscalizador presentó el día 20 el Informe de la Cuenta Pública de 2019 que implicó mil 358 auditorías a los principales programas sociales, proyectos y megaobras del gobierno  y encontró irregularidades por 67 mil 498 millones de pesos. A ello, el Presidente respondió que “exageran” y que “están mal sus datos”. Lo anterior implica que el gobierno anticorrupción tiene forma de demostrar los errores, que no hay falta de documentación que justifique o compruebe el gasto, que fueron transparentes las transferencias de recursos a cuentas bancarias diversas, y que no se incurrió en pagos improcedentes o en exceso;  que no hubo pago de remuneraciones indebidas o injustificables al personal ni recursos o rendimientos financieros no ejercidos, devengados, comprometidos o sin ser reintegrados a la Tesorería de la Federación ni que se ejercieron recursos en conceptos que no cumplen los objetivos específicos de cada programa o en conceptos no autorizados. Del informe de la auditoría se desprende que el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro incluyó a fallecidos y a quienes reciben otras becas, que carece de mecanismos de control y que la Secretaría del Trabajo debe aclarar o justificar el gasto de 57 millones de pesos; que la Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez, de la Secretaría de Educación, hizo pagos improcedentes por 6 millones 960 mil pesos y no aportó documentación del pago de 9 millones 523 mil pesos; que la Secretaría de Cultura suma mil 707 millones 149 mil pesos pendientes de aclaración; que en el proyecto de la refinería de Dos Bocas de Pemex detectó pagos fuera de la norma por 75 millones 591 mil 093 pesos; que hay riesgo de que el aeropuerto Felipe Ángeles no cumpla los beneficios proyectados ya que no se consideró las necesidades de las aerolíneas que operan en la Zona Metropolitana del Valle de México para la distribución de los pasajeros con las bases aéreas de Ciudad de México y Toluca, y por no contar con una  estrategia integral de transporte e interconexión entre los tres; y del Tren Maya están pendientes de aclarar 156 millones de pesos y que por el incremento en la inversión está en riesgo su rentabilidad.

Acerca de Juan Carlos Machorro

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + veinte =