Notas

Innovadores universitarios lanzan una escudería solar

Un grupo de más de 50 universitarios y emprendedores de las facultades de Ingeniería, Economía, Arquitectura y Diseño, Derecho y Ciencias Políticas y Sociales, de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) construyeron el prototipo de vehículo solar-eléctrico “Quetzal”.

Este automóvil solar podría recorrer más de tres mil kilómetros –antes de necesitar mantenimiento- siendo impulsado por energía solar por lo que requiere de un motor eléctrico alimentado por celdas solares ubicadas en la superficie de la carrocería, que son almacenadas en el sistema que distribuye la energía a los motores de los neumáticos.

Los jóvenes para darle continuismo al vehículo solar-eléctrico Quetzal crearon la escudería “Hyadi Solar Racing Team”, que participará vía online en el concurso “Bridgestone World Solar Challenge 2021” que se realiza de forma anual en Australia.

Agustín Sánchez Ruíz, de la carrera de Ingeniería en Sistemas Energéticos Sustentables de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAM), dijo a este reportero que algunos de los principales retos del equipo son el financiamiento del prototipo ya que, por sus implicaciones tecnológicas, asciende a los seis millones de pesos y, por otra parte, la calidad, ya que el diseño de “Quetzal” se tiene que ceñir a estándares internacionales de autos solares.

El proyecto nació hace 3 años con estudiantes de Ingeniería en Sistemas Energéticos Sustentables y se mantiene en pie con el seguimiento de más de 50 estudiantes de varias carreras como ingeniería en Mecánica, Diseño, Economía, Derecho, Energía, entre otros, que brinda una dimensión multidisciplinaria al automóvil como a la escudería.

Mencionó que el nombre de Hyadi es una palabra prehispánica y que significa “Sol”, posteriormente se decidió colocar el nombre de “Quetzal” al automóvil, cuyas líneas aerodinámicas permiten que configuré a las plumas del ave prehispánica, debido a que el pájaro tradicional era asistente del Dios Sol.

El joven universitario aceptó que la coordinación entre los integrantes de la escudería para Quetzal, ha sido complejo por las diversas visiones y profesiones de las personas, pero tienen el gran compromiso de adoptar las ideas que se estimen más productivas y permite que se avance en la confección del automóvil. “Tenemos la prospectiva de realizar los primeras pruebas de campo para el mes de septiembre de este año”, dijo.

“Quetzal permitirá que se tenga un propio desarrollo de conducción autónoma, diseño, componentes, tecnología de mecánica, que están en proceso de patentes. Igualmente, agradecemos la colaboración de empresas y organizaciones sociales que han solventado el acceso a tecnología y financiamiento de ciertos procesos realizados”, acotó.

Enfatizó que una escudería en México o a nivel internacional trabajan de 3 a 5 años para crear un automóvil, aunado a tener cartera abierta de recursos financieros y hacer el trabajo de los estudiantes de la UAEM en el mismo tiempo con mínimos ingresos ha sido una proeza. Se congratuló que gracias al control de la COVID-19 las empresas han estado más abiertas a saber de Quetzal y pueda ser objeto de su patrocinio.

Actualmente, con un 70% de avance total del proyecto, el grupo multidisciplinario se encuentra fabricando el molde para producir el auto que concursará en el Bridgestone World Solar Challenge 2021, la considerada la más importante competencia solar del mundo y que será impulsado también por la misión de brindar una opción real para usar tecnologías renovables en el día a día en beneficio del medio ambiente, de acuerdo con Agustín Sánchez Ruiz, estudiante de Ingeniería y parte del “Hyadi Solar Racing Team”.

Detalló que el concurso Bridgestone es el certamen más importante del mundo para proyectos de automóviles solares independientes; abundó que los diversos expertos analizan la tecnología, el potencial del automóvil, su telemetría, quién lo confeccionó, lineamientos energéticos, y muchos otros datos, que permiten abrir paso a diversos apoyos para dar continuidad a los proyectos.

“Es muy importante que se tengan y regresen los certámenes de impulso a los emprendedores universitarios, pues son la puerta de acceso a diversas empresas patrocinadoras”, dijo.

Lamentó que en la actualidad es complejo el apoyo a los emprendedores en el Edomex, donde los permisos y otros papeleos, son de los pocos aspectos de apoyo. Destacó que la Fundación UAEM, les impulsa desde hace tiempo y está solventando los gastos del certamen el Bridgestone World Solar Challenge.

El joven profesionista acotó que la escudería es un claro ejemplo del emprendimiento joven que apuesta a la energía renovable. “No olvidemos que de seguir contaminando, quienes se extinguen somos nosotros, pues la Tierra continuará existiendo. De no ser sustentables se corre el peligro de un futuro caótico. La realidad nos obliga acelerar la transición energética”.

El Bridgestone World Solar Challenge es una competición organizada por la Comisión de Turismo del Sur de Australia donde participan equipos de más de 30 países conformados por estudiantes de las principales universidades e institutos técnicos que trabajan en conjunto para buscar soluciones a uno de los principales retos de innovación del mundo: ofrecer un transporte personal sostenible.

Por su parte, Gilberto Ignacio Carrasquedo Medina, Proyect Manager de la empresa Solarever, Tecnología de América, declaró a este reportero que se han involucrado en Quetzal con apoyo tecnológico fotovoltaico y brindándole asesoría, que es fundamental para materializar este automóvil solar.

El directivo de Solarever declaró que se apoya a Quetzal por considerar que es un proyecto único que realza a la industria solar y que es realizado por jóvenes emprendedores, agregó que, están apoyando con los paneles flexibles que se adaptan a diversas superficies en la figura del automóvil.

Dijo que este tipo de proyectos permite la unión de la estética y la potencia solar, aunado a que siga progresando el desarrollo de patentes; aunado a aportar tecnología a la innovación y no sólo aplicar celdas solares tradicionales. “Las empresas debemos estar abiertos a impulsar el desarrollo tecnológico y se apliqué en la vida real”.

Recordó que esta empresa no sólo colabora con la UAEM sino que tienen un proyecto con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad de Colima para crear sinergias de impulso a la investigación y tecnología solar, pues el progreso de las naciones se supedita en la innovación.

Hizo un llamado para que los gobiernos volteen sus ojos y apoyos a proyectos como Hyadi Solar Racing Team y puedan consolidar su automóvil solar.

El directivo empresarial detalló que México y el mundo requieren de una conversión energética y consumir rubros renovables, como es el Sol. Aunado a que la crisis económica actual provoca que se necesite de soluciones y sinergias socio-ambientales en los sectores económico-empresarial. “No debemos olvidar que el sector solar en promedio es 10 veces más sustentable que los combustibles fósiles”.

“El objetivo de las empresas y la sociedad mundial es sentar las bases de la sustentabilidad energética al 2030 y estamos trabajando contra reloj. De otra manera, las afectaciones al planeta serán irreversibles y pondremos en riesgo el futuro de la humanidad”, dijo.

 AVANCES DE LA ENERGÍA SOLAR EN MÉXICO

En México, se tienen 44 parques solares en 14 entidades federativas que están en operación comercial, con una capacidad instalada de 3,364 MW, lo que representa un crecimiento de 34% en generación solar a gran escala.

En este rubro se han alcanzado inversiones directas por más de 6,500 millones de dólares, así como la creación de más de 50 mil empleos en toda la cadena de valor, lo que ha impactado favorablemente el desarrollo regional de las zonas geográficas donde opera esta infraestructura eléctrica informa la Asociación Mexicana de Energía Solar (ASOLMEX).

 ALARMANTE EL CAOS EN MOVILIDAD Y AMBIENTAL

El impacto negativo de la congestión vial frente a la economía se manifiesta principalmente en los costos en los que se incurre por los largos tiempos de traslado, los cuales en el agregado de las 32 ciudades más importantes de la República Mexicana cuesta 94 mil millones de pesos (4,700 millones de dólares) al año, el equivalente a tres veces la inversión proyectada para la Ciudad de México en transporte público de 2018 a 2024, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Luis Alonso González, Presidente del Comité Científico y Técnico de la Asociación Mexicana para la Movilidad Sustentable (AMMS), en entrevista con este reportero, detalló que naciones desarrolladas viven una transición sustentable donde los automóviles están mitigando sus emisiones al adoptar un sistema eléctrico, uso de paneles solares, así como apostar a biocombustibles, situación que denunció no ocurre en México.

“No sólo debemos pensar en la movilidad eléctrica, pues en México, el crear energía eléctrica se supedita a la quema de combustóleo. Se requieren de biocombustibles”, dijo.

“La Federación, desde la Presidencia tienen la obcecación el apostar al pasado y de producir combustibles a la antigua; se deben abrir los mercados y permitir tener menores costos y un mínimo impacto ambiental y apoyar la movilidad sustentable”, declaró.

El mundo vive una acelerada transición energética de sustitución de combustibles fósiles por renovables, y en el caso de la movilidad eléctrica, casi todas las naciones desarrolladas han puesto fecha al fin del uso de autos de combustión interna.

Sin embargo, en México las políticas energéticas de la Federación colocan a nuestro país en camino contrario a las metas ambientales del planeta, advirtió el investigador en temas ambientales y exfuncionario del gobierno mexicano, Adrián Fernández Bremauntz.

El también director ejecutivo de la Iniciativa Climática de México cuestionó si en medio de tal escenario “nuestro país se encuentra en dicha transición o pasa por una regresión”.

Las metas de generación con energías limpias de 25% para 2018; 30% para 2021, y 35% para 2024, de acuerdo con la Ley de Transición Energética (LTE) de 2015 no serán alcanzadas “por el freno puesto en 2019” a partir de la política de la actual administración federal de Andrés Manuel López Obrador.

 

ENERGÍA SOLAR, MOTOR DEL EMPRENDIMIENTO MEXIQUENSE

 

Otro caso para mencionar sobre el emprendimiento mexiquense con uso de la energía solar, es el proyecto de estatuas solares de un grupo de emprendedores mexiquenses de la UAEM que destacan por su visión de emprendimiento, quienes llevaron a la realidad su idea y proyecto de revestir esculturas –cuya superficie por volumen son en tercera dimensión (3D)- con paneles fotovoltaicos que colaboran a la sustentabilidad, uso de la energía solar, captación de dióxido de carbono (CO2) y mejora de imagen urbana.

Miguel Mayorga, responsable del laboratorio de nanofluidos de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), informó a este reportero que los paneles fotovoltaicos tradicionales tienen una capacidad de eficiencia de 20% en su captación de energía, pero el sistema que han creado en la casa de estudios del Edomex, cuenta con un sistema que le permite subir su eficiencia al 30%.

Este proyecto impulsó un biopanel que permite transformar la radiación solar en energía limpia, mediante la aplicación de nanopartículas de carbono que al ser sintetizadas son solubles en agua. Para impulsar este programa se creó la empresa  GREENfluidics. “Este sistema busca tener una propuesta alineada con los Objetivos de Desarrollo en Sostenibilidad de la ONU y estos biopaneles permiten la captación de energía solar, mitigación del CO2, que les permitirá tener amplió posicionamiento en el mercado”.

Explicó que las nanopartículas concentran la luz proveniente del sol, la convierten en energía y la trasmiten hacia el biopanel, donde finalmente es almacenada en una pila. El también responsable del Laboratorio de Radiología, Nano-Fluidos y Micro-Fluidez de la Facultad de Ciencias de la UAEM detalló que el funcionamiento de este modelo es fortalecido con un sistema de algas que de forma natural produce calor.

 

LA MOVILIDAD SOLAR SE ABRE PASO EN EL PLANETA

 

A nivel global, se promociona que el primer vehículo eléctrico solar de largo recorrido del mundo ya tiene fecha de estreno, a finales del 2021. Será el modelo “Lighyear One” que ofrece un recorrido de 725 kilómetros, algo nunca antes visto, siendo además, hasta tres veces más eficiente hablando en términos de energía si se compara con el resto de vehículos eléctricos en el actual mercado.

El vehículo se carga directamente gracias a la luz del sol a través de un techo solar, lo que minimiza las emisiones de CO2 y las necesidades de carga del usuario, al mismo tiempo que se maximiza la eficiencia. El modelo nace de la colaboración exclusiva entre Bridgestone y con la startup holandesa Lightyear.

Cabe mencionar que la tecnología del automóvil se complementa al utilizar los neumáticos Turanza Eco, que están diseñados para aumentar la autonomía en comparación con otros neumáticos alternativos específicos para vehículos eléctricos, lo que equivale a una reducción de peso de más de 90 kg.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 13 =