Vida Sana

Inglaterra, el más avanzado en la factible vacuna de COVID-19: Alcocer

Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud, indicó que la vacuna que se está desarrollando en Inglaterra, por la Universidad de Oxford, es la más factible para ser la solución global a la pandemia de la COVID-19.

Informó que la pandemia ha afectado a más de 16 millones de humanos y no existe tratamiento eficaz contra este mal y las reinfecciones son un enigma global.

Sin embargo, se tienen grandes avances en el sector, ejemplificó que en abril se tenían 5,341 trabajos biomédicos que referían a la COVID-19 y en julio son 35 mil 667.

Para la vacuna se debe considerar que los actores principales de este ámbito son el virus que se armó de espinas para así entrar en el sistema inmune y dañar las células del pulmón, el segundo actor es la defensa autoinmune del cuerpo.

Puntualizó que el virus está armando de espículas o espinas que son la llave de entrada a las células sanas humanas. La célula pulmonar es el blanco predilecto de este patógeno. El virus entra a la célula, no la destruye y ahí se reproduce mediante su RNA.

Añadió que el actor continuo del cuerpo humano son los linfocitos, que son las que se encargan de reconocer los antígenos o patógenos extraños. Por ello hay más de 10 billones de linfocitos y millones de anticuerpos para reaccionar ante un patógeno.

“Se estima que las defensas de un humano de 70 años ha enfrentado en promedio a un billón de patógenos. El organismo tiene 100 mil millones de anticuerpos”. El tercer actor es el esfuerzo internacional para la vacuna y tenerla a tiempo.

El escenario actual es cambiante, existen 28 tipos de vacuna en fase clínica y 141 en fase preclínica. Las vacunas están trabajando en aspectos de atacar a un virus y generar anticuerpos para inmunizar el cuerpo.

Según cálculos de CEPI para cumplir los objetivos de desarrollo de producción de vacunas se requieren 10 mil millones de dólares para crear unas 2 mil millones de dosis, que se estima bastarán para la protección de la población más vulnerable. De acuerdo a los estándares internacionales, el 50% de las vacunas se distribuirán en naciones de media baja (donde se ubica México) y los 30% de renta alta.

Ejemplifico que los precios unitarios de vacunas CEPI es de 7 a 10 dólares. Hay países clasificados en renta alta, media y baja y se busca que se dé preferencia a los que están en la renta media-baja y el precio también se busca que se adecue.

La OMS busca cubrir el 20% de la población mundial, siendo prioritario, el sector de adultos mayores y personal médico.

Concluyó comentando que hay que tener seguridad y eficacia en las vacunas; se desconoce la seguridad y la eficacia de cada vacuna y la vacuna deberá distribuirse de manera equitativa en todos los países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =