Vida Sana

Cáncer de mama, tiroides y colorectal, los de mayor incidencia en mexicanas

El cáncer de mama, el de tiroides y el colorrectal, son algunos de los principales tipos que afectan al mayor número de mexicanas. Por ello, el cirujano oncólogo Manuel Acuña Tovar, hizo un llamado a que “estén atentas todas las mujeres a los síntomas y acudan a realizarse una revisión médica, para obtener un diagnóstico temprano; ya que en el cáncer el tiempo es clave en el éxito del tratamiento”.

El también experto en oncocirugía, Acuña Tovar, indicó que actualmente existen innovadoras opciones de diagnóstico y tratamiento, como los paneles genómicos para establecer el riesgo de recurrencia y evitar la quimioterapia, o bien, determinar cuál es el mejor esquema con base en cada persona; también destacó el uso de la inmunoterapia, dirigida al cáncer de mama y a identificar mutaciones con predisposición al cáncer; o la nueva cirugía conservadora de ganglio centinela y la radioterapia intraoperatoria, técnica en la que recientemente se certificó en Estados Unidos.

El cáncer de mama precoz a menudo no causa síntomas (asintomático). De ahí que, los exámenes regulares y exploración de las mamas sean acciones tan importantes en su detección. Sin embargo, a medida que el cáncer crece, los síntomas pueden incluir:

Tumor mamario o tumoración en la axila, que puede ser dura, con bordes irregulares y generalmente no duele

Cambio del tamaño, forma o textura de las mamas o el pezón. Por ejemplo, un enrojecimiento, agujeros o “piel de naranja”

Líquido que sale del pezón, que puede ser sanguinolento, de claro a amarillento o verdoso

En cambio, los síntomas del cáncer de mama avanzado incluyen: dolor de huesos, o en las mamas, úlceras en la piel, hinchazón de los ganglios linfáticos en la axila próxima a la mama con cáncer y pérdida de peso.

El tratamiento de este cáncer depende de múltiples factores como: la etapa, si ella es sensible a ciertas hormonas o si produce en exceso o no una proteína llamada HER2/neu. De ahí se determina cuál o cuáles tratamientos para cada una: desde terapia hormonal, quimioterapia, radioterapia, oncocirugía para extirpar el tumor (una parte o toda la mama y estructuras cercanas) o los tratamientos dirigidos para atacar los cambios en los genes de las células con cáncer.

El doctor Acuña Tovar, quien cuenta con el aval de la International Federation of Head & Neck Oncology Surgery, recomienda a las mujeres que si presentan cualquiera de los siguientes síntomas, consulten a su médico de inmediato. Ya que, muchos de estos signos pueden estar relacionados con otras afecciones no cancerosas y que, incluso, los nódulos en la tiroides son comunes y usualmente benignos. Y siempre es importante consultar al médico.

Un bulto en el cuello que a veces crece rápido

Inflamación del cuello

Dolor del cuello en el frente y que algunas veces llega hasta los oídos

Ronquera u otros cambios en la voz

Problemas al ingerir alimentos

Dificultad al respirar

Tos constante sin ser resfriado o gripe

Básicamente hay seis tipos de tratamientos estándar para cáncer de tiroides, refirió el especialista adscrito al Hospital ABC Campus Observatorio en la Ciudad de México (CDMX): la cirugía, la radioterapia (incluso con yodo radioactivo), la quimioterapia, la terapia con hormona tiroidea, la terapia dirigida y el monitoreo constante sin hacer nada hasta que los signos y síntomas sean evidentes.

Declaró que lo más nuevo, es la llamada cirugía tiroidectomía total vía transoral vestibular con neuromonitoreo de nervios laríngeos, la que permite conservar el 100% de la voz y, lo mejor de todo, particularmente para mujeres jóvenes, en edad productiva, sin cicatrices visibles.

En el caso del cáncer de colon y del recto o colorrectal, puede comenzar en el intestino grueso (colon) o en el recto (parte final del colon). Sin embargo, “hay que distinguir que nosotros hablamos del cáncer colorrectal; porque hay otros tipos de cáncer, poco comunes, que afectan el colon como el linfoma, el melanoma y los sarcomas”. El cáncer colorrectal, en Estados Unidos, es una de las principales causas de muerte por cáncer. Un diagnóstico temprano puede llevar a una cura completa.

El cáncer de colon por lo general no presenta síntomas, refiere el especialista en oncocirugía, Manuel Acuña Tovar, y señala que pueden ser:  sensibilidad y dolor abdominal en la parte baja del abdomen, sangre en las heces fecales, diarrea, estreñimiento u otros cambios en las deposiciones, heces delgadas y pérdida de peso sin razón aparente.

El tratamiento del cáncer colorrectal depende de múltiples factores, como la etapa en la que se detecte, “pero en términos generales los tratamientos pueden incluir: una oncocirugía para extirpar el tumor, quimioterapia para destruir las células cancerosas, terapia de radiación para destruir el tejido canceroso y terapia dirigida para evitar que el cáncer crezca y se disemine (metástasis)”, dijo.

De acuerdo con el estudio Globocan 2018, en México, el número de nuevos casos de cáncer en mujeres y hombres fueron 190,667. De éstos, en mujeres, el cáncer de mama fue de 27,283 (26%), de tiroides 10,188 (9.7%) y el colorrectal 7,105 (6.8%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =