Sustentabilidad

Se queda México sin PET para reciclar

China le come el mandado a México en el reciclaje de PET.

China le come el mandado a México en el reciclaje de PET.

Se estima que cada mexicano consume, en promedio, 7 kilogramos de Polietileno de Tereftalano (PET) al año y, de acuerdo a datos de Ecología y Compromiso Empresarial (Ecoce), conglomerado de empresas que trabaja en el procesamiento y reuso del PET en el país, este mercado nacional tiene un valor cercano a los 160 millones de dólares, al ser la segunda nación consumidora de bebidas embotelladas, sólo detrás de Estados Unidos. Por eso, la gravedad de experimentar una competencia desleal de la industria china, ya que este país explota de forma masiva su industria del PET y amplió su mercado a México y otras naciones de Latinoamérica donde lo adquiere a costos no redituables para las empresas.

Fabrice Salamanca, vicedirector de Asuntos Corporativos de Grupo Danone, dijo que México ha crecido en eficiencia de separación y reciclado de PET, material que en su mayoría se está yendo a China, aunque hace falta en las fábricas de reciclado de México.

El mejor ejemplo es el complejo industrial con el que Danone tiene un convenio laboral, ubicado en Mexicali, Baja California, donde se da un tratamiento más especializado al PET, pero ahora lucha para evitar que este plástico termine en contenedores con destino a China.

De acuerdo a información de la fábrica PetStar, ubicada en el Estado de México, las empresas dedicadas al reciclado aceptan que el trabajo de reciclaje es escaso; por ello, urge mayor difusión al destino final de las botellas de plástico, tanto entre la población como con las autoridades para que actúen al respecto. El reporte anual de resultados de Ecoce indica que sus afiliados reciclan un estimado del 20% del plástico mexicano.

Este porcentaje que se ve seriamente afectado por la presencia china en este mercado en México lo que repercute en una fluctuación de 20% en los precios del producto.

La coordinadora de la Campaña de Tóxicos de Greenpeace México, Sinaí Guevara, dijo a Mi Ambiente que “en México hacen falta planes de reciclado y no se puede culpar a la falta de desechos de eso. La basura en México no tiene planes bien regulados y el reciclado se podría empezar perfectamente con los residuos con los que se cuenta hoy”.

Sin embargo, 40% del mercado consumidor no participa en tareas de recuperación, por lo que la tasa de reciclaje para el país es alrededor del 11%, a diferencia de Japón, donde es del 40%, la Unión Europea con promedio el 33% y Estados Unidos, 23%.

En entrevista con Mi Ambiente, Carolina López Suero, directora de Carrera de Ingeniería en Desarrollo Sustentable del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, dijo que en México alrededor del 39% del PET que se genera, se recupera (se incluye lo que utilizan las empresas mexicanas y lo que se exporta), esto quiere decir que todavía hay un 61% de PET que tiene el potencial de ser recuperado. Por lo cual, la situación no es grave.

Señaló que para aumentar el porcentaje de reciclado de PET es importante fortalecer los programas de acopio que se tienen y educar a la población para que haga una correcta separación. Si revisamos en los últimos años estos programas se han fortalecido. “Muchos de los programas más exitosos son organizados por asociaciones civiles conformadas por los empresarios que consumen PET virgen o reciclado. Si uno revisa con detalle el porcentaje de recuperación ha aumentado de manera importante, sin embargo, falta mucho trabajo por hacer”.

En relación a qué hace falta para tener un real sistema de reciclado de PET con proyectos que nazcan de instancias oficiales, dijo que a los gobiernos les faltan políticas públicas que fomenten el reciclaje de los distintos residuos, como por ejemplo: 1) incentivos para las empresas que fomenten la creación de centros de acopio, 2) la generación de leyes que promuevan el reciclaje, 3) una adecuada disposición de los residuos por parte de los gobiernos, ya que en muchos casos el PET en vez de recuperarse se entierra, entre otras. Claramente, los gobiernos son actores indispensables para detonar esta industria; desafortunadamente, su contribución no ha sido la que el país necesita.

DATOS DEL PET EN MÉXICO

  • En el Valle de México se consumen cada día 600 toneladas de PET.
  • Un 52% de los materiales plásticos se destinan a la fabricación de embalajes y envases.
  • Los envases representan 30% de los desechos domésticos.
  • Los envases de PET ocupan un 5% del peso y 40% de los rellenos sanitarios.
  • Cada mexicano consume 7 kg de PET al año.
  • 80% del PET se exporta a China, Estados Unidos y otros países latinos.
  • La generación de PET en México se incrementa 7% al año.
  • Anualmente, en promedio, 90 millones de botellas de refrescos y agua purificada son lanzadas a las vías públicas, bosques y playas de México.
  • Se estima que las botellas de PET demoran hasta 500 años en degradarse.

Fuente: Ecoce, Concamin, ANIP.

“BASURA CERO” PARA LA CIUDAD DE MÉXICO

Organizaciones ambientalistas y ciudadanas como el Centro de Análisis y Acción sobre Tóxicos y sus Alternativas, Unión de Grupos Ambientalistas, Alianza Global de Alternativas a la Incineración (GAIA) y Greenpeace se pronunciaron por un rechazo a la incineración y tecnologías similares para el tratamiento de la basura en los Centros Integrales de Reciclaje y Energía (CIRE), proyectados para la Ciudad de México, y propusieron la estrategia Basura Cero como una alternativa viable en la capital del país.

  • Fijar metas específicas para la reducción paulatina de la generación de residuos sólidos a corto, mediano y largo plazo,
  • Medidas legislativas para ampliar la responsabilidad de los fabricantes y distribuidores para que recojan, rediseñen y reciclen sus productos al terminar su vida útil,
  • Fortalecer los programas de recuperación de residuos reciclables dando prioridad a los residuos orgánicos, que forman el 43 por ciento del total de los residuos que se generan, con una estrategia descentralizada para su compostaje.

3 Comments

  1. Cornelius

    Si subieran el precio del PET seria mas llamativo para que la gente lo reciclara, pues aqui los mas responsables son los vagabundos que andan recogiendolo