Sustentabilidad

Rechazo generalizado (I)

Dragon Mart, el monstruo asiático que invadirá a México, no creará los empleos que promete ni dejará los beneficios económicos anunciados para país, sino devastación y caos medioambiental y de la pequeña y mediana empresa, por lo que diversas agrupaciones de industriales, empresarios, comerciantes, patronales, Organizaciones No Gubernamentales y Congreso de la Unión piden a los tres niveles de gobierno no autorizar la creación y funcionamiento de dicha empresa.

Por ejemplo, zapateros y textileros de Guanajuato exhortan a las autoridades federales, estatales y municipales a no autorizar la construcción ni operación de esa ciudad comercial china en el predio El Tucán de 570 hectáreas, localizadas en la selva media de Quintana Roo, entre Cancún y Puerto Morelos, porque amenaza aniquilar a la industria mexicana.

Explicaron que solamente durante 2011 se introdujeron a México 6 millones de pares de zapato procedentes de China. En 2012, entraron 20 millones.

El megacentro comercial, equivalente a 16 Estadios Azteca servirá de plataforma para dominar el comercio continental. Además, al autorizarse su funcionamiento, las autoridades mexicanas estarán dando el visto bueno a la comercialización de productos piratas, toda vez que China no respeta derechos humanos, intelectuales de la propiedad ni compra transferencia de tecnología.

Lo que pretende China es una conquista comercial, no militar. Por ello lo hace muy cuidadosamente, con la cooperación de algunos socios y funcionarios mexicanos.

Desde ese centro comercial, China invadirá los mercados de productos de acero, ferretería y tlapalería, electrónicos caseros e industriales, textiles, para la construcción, accesorios para autos y motores, maquinaria para la agricultura, aparatos médicos, materiales y equipamiento para hospitales, lámparas y materiales de iluminación, muebles para el hogar y hotelería, consumibles para la hotelería, equipamientos de cocinas y artículos decorativos, entre otros.

Los chinos arrazarán con la belleza del Caribe mexicano, atractivo turístico

También denuncian que China esclaviza a trabajadores con salarios de hambre, saquea los recursos naturales, contamina y degrada a su alrededor de donde se establece.

SEPULTARÁ ECOTURISMO
Dragon Mart sepultará al ecoturismo de la región y generaría grandes daños económicos y sociales, a cambio de ningún beneficio para el estado, afirma Sergio González Rubiera, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes de Quintana Roo.

Detalla que existen centros rurales, indígenas y ejidales, ubicados a lo largo del corredor Cancún-Riviera Maya, porque desarrollaron proyectos en cenotes y también en comunidades como Pacchén, Tres Reyes y Chac-Chimil que da muchos beneficios. Ahora, todo eso, está amenazado por Dragon Mart.

Comments Closed

Comments are closed. You will not be able to post a comment in this post.