Sustentabilidad

Prohíbe EU entrada de peces y mariscos de México capturados con redes agalleras

En respuesta a una demanda presentada por grupos conservacionistas, la Corte Internacional de Comercio de Estados Unidos ha ordenado a la administración Trump prohibir las importaciones de pescados y mariscos de México que son capturados con redes agalleras que capturan y matan a la vaquita marina en peligro crítico de extinción.

Con tan solo 15 vaquitas restantes, casi la mitad de la población se ahoga en estas redes de pesca cada año. En ausencia de una protección adicional inmediata, la pequeña marsopa podría extinguirse en el 2021.

“La prohibición de pescados y mariscos capturados con redes agalleras en el Golfo de California en México es la línea de vida que la vaquita necesita desesperadamente”, dijo Giulia Good Stefani, abogada del Consejo de Defensa de Recursos Naturales, quien expuso el caso ante la corte.

Dijo que “en conjunto, nuestras organizaciones han pasado más de una década trabajando para salvar a la vaquita, y nunca la extinción se sintió tan cerca, pero ahora, la marsopa más pequeña y más amenazada del mundo tiene lo que puede ser su última oportunidad”.

La decisión surge de una demanda judicial presentada en marzo por el Consejo de Defensa de Recursos Naturales, el Instituto de Protección de los Animales y el Centro para la Diversidad Biológica, donde se expone la facultad del Congreso en virtud de la Ley de Protección de Mamíferos Marinos que Estados Unidos protege no sólo a los mamíferos nacionales, sino también a las ballenas, delfines y marsopas de otros países.

La prohibición de importación incluye todos los pescados y productos del mar derivados de la pesca comercial de México que utilizan redes agalleras dentro del rango de distribución de la vaquita marina en el Alto Golfo de California. Esta incluye camarón, curvina, sierra y chano de la región.

Las redes agalleras que se tienden en el agua de manera indiscriminada, capturan peces y otras criaturas marinas, incluyendo a la vaquita. Se estima que en 2017 se capturaron más de 1,400 toneladas de pescado con redes de enmalle. Ahora se ha prohibido el camarón, con un valor de aproximadamente 16 millones de dólares, que cruza la frontera para ser consumido en los Estados Unidos.

Por su parte, Sarah Uhlemann, directora del programa internacional en el Centro para la Diversidad Biológica, indicó que “con la vaquita en el borde de la extinción, estas sanciones económicas son dolorosas, pero necesarias para presionar a las autoridades mexicanas de proteger finalmente a estas pequeñas marsopas. Durante 20 años el gobierno mexicano ha prometido salvar a la vaquita, pero ha fallado en tomar una acción significativa. Eso tiene que cambiar o perderemos estos animales para siempre”.

La Ley de Protección de Mamíferos Marinos faculta al gobierno estadounidense de prohibir las importaciones de pescados y mariscos extranjeros provenientes de la pesca que matan a los mamíferos marinos, incluyendo la vaquita, a un ritmo tal que pueda contravenir los estándares para los pescadores nacionales de Estados Unidos. La tasa de mortalidad de la vaquita, de casi la mitad de la población anual, supera por mucho las tasas de captura incidental de las pesquerías para los mamíferos marinos permitidos en Estados Unidos.

En su decisión, el tribunal dice que “Se está excediendo el número de muertes de vaquita permisibles [bajo la Ley de Proctection de Mamíferos Marinos], que es un requisito legal de un embargo, y que la especie está en peligro de extinción”. El tribunal dijo que el riesgo de extinción de la vaquita por la pesca con redes agalleras en el Golfo es mayor que los costos de un embargo, tomando nota de las declaraciones de los expertos que la “Extinción es. . . inevitable a menos que las redes agalleras se eliminen completamente del hábitat de la vaquita”.

El gobierno de México no ha prohibido de forma permanente todas las redes agalleras en el hábitat de la vaquita, a pesar de repetidas recomendaciones de los científicos y la evidencia de que el uso de redes de enmalle por cualquier pesquería, en o adyacente al hábitat de la vaquita, sin lugar a dudas llevará a la extinción de la especie.

Acerca de Juan Carlos Machorro

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =