Sustentabilidad

Impulsa Greenpeace prohibición de bolsas de plástico y popotes en México

México debe sumarse a la tendencia mundial de contar con una legislación a nivel nacional que prohíba el uso de plásticos de un solo uso o desechables -como bolsas y popotes- debido al grave impacto que tienen en los ecosistemas y la biodiversidad, contra el efímero uso que se les da, indicó la organización ambientalista Greenpeace.

En México se consumen 650 bolsas por persona al año y su promedio de uso es de 12 minutos para después ir a parar a los cuerpos de agua generando una severa contaminación plástica y provocando la muerte de miles de animales marinos ya sea por su consumo o por quedar enredados en ellas,

Ante este panorama Greenpeace, a través de sus grupos de voluntarios junto a organizaciones y movimientos sociales emprende una campaña de cabildeo político  para llamar a los integrantes de las Cámaras locales a impulsar cambios legislativos para prohibir los plásticos de un solo uso.

Cabe mencionar que países latinoamericanos como Chile han prohibido las bolsas a nivel nacional y pretenden hacer lo mismo con los popotes. Otros países como Ruanda han erradicado totalmente los objetos de plástico de un sólo uso a través de fuertes prohibiciones en su legislación. Además que la unión europea propuso prohibir 10 artículos plásticos como bolsas, popotes, cotonetes, globos, vasos entre  otros.

“Este tema está regulado normalmente en las Leyes de Gestión de Residuos Sólidos de las entidades de México o bien en la Ley Ambiental, en cualquiera de los casos demandamos adiciones que incluyan puntos como la prohibición a los establecimientos del uso y entrega de bolsas de plástico, a título gratuito u oneroso, para fines de envoltura, transportación, carga o traslado de productos o mercancías”, informa esta organización.

Por el contrario, los establecimientos han de incentivar y brindar facilidades al público para llevar sus propias bolsas reutilizables o bien otros elementos que no sean de un solo uso tales como bolsas de tela, canastas, redes, u otras hechas de material reutilizable, para fines de envoltura, transportación, carga o traslado de productos o mercancías.

Asimismo estamos convencidos que es urgente prohibir el uso, entrega y venta de popotes de plástico en establecimientos, excluyendo de esta prohibición los popotes que se empleen en hospitales o por cuestiones médicas.

“Los poderes legislativos tienen ante sí la posibilidad de hacer historia, no solo prohibiendo sino fomentando la implementación de programas que incluyan apoyos para investigación y desarrollo de materiales reutilizables para las empresas. Si bien las leyes no resolverán por sí solas la crisis de contaminación plástica, deben ser el marco en el que se basen gobiernos y empresarios para ir creando alternativas para solucionar este problema”, señaló Miguel Rivas, coordinador de la campaña de Océanos de Greenpeace México.

“Estamos convencidos que es posible. En México, Veracruz fue el primer estado de la República en prohibir estos artículos (a nivel estatal), seguidos de Baja California Sur donde además sumaron a esta regulación el Unicel.  En el resto de los estados existen algunas iniciativas a nivel municipal como en el caso de Querétaro (municipio) y Tijuana (municipio). Existen muchas iniciativas incipientes (5) y queremos que se conviertan en las leyes que necesitamos por lo que estaremos trabajando en distintas entidades”, abundó Rivas.

La campaña de Cabildeo político para lograr un México sin plásticos emprendida por Greenpeace dio inicio en el estado de San Luis Potosí donde este 7 de septiembre se puso a votación y se aprobaron el dictamen “Regulación de Bolsas Plásticas Desechables” y modificaciones a los artículos, 186 y 187 así como la  derogación de los artículos, 104, en su fracción V y el inciso c) y 107 la fracción IX de la Ley Ambiental del Estado de San Luis Potosí.

Se estima que a nivel global un millón de aves marina mueren por consumo de plástico al año; 90% de las aves marina han consumido plástico alguna vez en su vida y  100.000 mamíferos marinos mueren al año por consumo de plástico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 4 =