Sustentabilidad

Esencial restaurar las islas para rescatar al 10% de la biodiversidad global

Un estudio realizado por 50 investigadores de 40 instituciones y organizaciones internacionales, como Grupo de Ecología y Conservación de Islas, A.C., identificó una serie de islas del mundo en las que es posible prevenir de manera importante la pérdida de biodiversidad.

Esta es la primera investigación que reúne información biológica y geográfica de 1,279 islas, en una base de datos global que incluye islas mexicanas. De acuerdo con un artículo publicado en la revista científica PLOS ONE, es posible evitar el 10% de las extinciones de las especies más amenazadas de las islas del mundo, por medio de una de las acciones de conservación que más alto impacto ha probado tener: la remoción de especies invasoras como ratas, gatos, cabras y cerdos.

Entre 169 islas identificadas como aquellas que ofrecen mayores oportunidades para la conservación de especies —por medio de la erradicación de especies invasoras—, se encuentran diez islas mexicanas: Socorro, San José, Guadalupe, Santa Margarita, San Esteban, Mejía, María Cleofas, María Magdalena, San Diego y Coronado Sur.

Muchas de las especies más amenazadas del planeta se encuentran en las islas. La principal amenaza a la que se enfrentan dichas especies, debido a que en su mayoría han evolucionado aisladas de depredadores, es la presencia de especies exóticas invasoras (EEI), que han llegado a las islas accidentalmente o que han sido transportadas hasta allí de manera intencional por los seres humanos.

Al no tener mecanismos de defensa  para defenderse de los recién llegados, las especies nativas (muchas veces endémicas, es decir, que no existen en ningún otro sitio) sufren un impacto devastador. Existe una multitud de ejemplos de historias de extinciones en islas.

En México, se tienen casos como la isla Guadalupe donde, a causa de las EEI, se extinguieron seis especies de aves. Sin embargo, a lo largo de las últimas décadas se han ido desarrollando y perfeccionando las técnicas para enfrentar esta problemática.

Actualmente, la erradicación de especies invasoras ha permitido la recuperación de ecosistemas insulares completos. Siguiendo el ejemplo, en la isla Guadalupe, después de la erradicación de cabras ferales en 2006, el bosque endémico que había llegado al borde de la desaparición, se recupera de manera notable. Debido a que, como en cualquier proyecto de conservación, los recursos son limitados, es crucial contar con una priorización que permita dirigir los esfuerzos de conservación hacia el logro de los resultados más eficientes.

El artículo, titulado Islas de importancia global en las que la erradicación de mamíferos invasores beneficiaría de manera destacada a vertebrados amenazados, enlista una serie de islas en las que las acciones de restauración insular son factibles de implementar antes del 2030.  Para su análisis, los investigadores consideraron aspectos tanto técnicos como de viabilidad sociopolítica.

La importancia de estudios globales como éste, radica en que permiten conocer las oportunidades existentes en términos de conservación, además de proveer herramientas prácticas para que los tomadores de decisión puedan evaluar dónde y cómo dirigir los esfuerzos encaminados a prevenir la extinción de especies.

De esta manera es posible atender los compromisos internacionales ante la crisis global de biodiversidad, tales como los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) y el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) de la Naciones Unidas, de los cuales México es signatario. La erradicación de especies invasoras en las islas prioritarias identificadas a través del estudio, contribuiría de manera significativa al logro de las metas establecidas en dichos tratados.

El cenzontle y la lagartija de árbol de la isla Socorro, así como el petrel de isla Guadalupe, son algunas de las especies de islas mexicanas que se verían beneficiadas con las acciones de conservación. En México, el Grupo de Ecología y Conservación de Islas, A.C. (GECI), ha restaurado 39 islas mexicanas, donde se han erradicado 58 poblaciones de 12 especies de mamíferos.

Estas acciones han beneficiado un total de 59,422 ha., 28 especies de mamíferos, 42 de reptiles, 49 de aves y 87 de plantas, todas endémicas. Estos avances y resultados tangibles hacen que México destaque en el tema, siendo ya uno de los países con mayor número de islas restauradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =