Sustentabilidad

Conozca los 5 errores más comunes al beber cerveza

La marca de cerveza artesanal Wendlandt originaria de Ensenada, Baja California, celebra el Día Internacional de la Cerveza, compartió los 5 errores más comunes al beberla, con el objetivo de que aprenda más sobre esta ancestral bebida y pueda disfrutar a detalle de todas sus cualidades organolépticas.

La cerveza es una de las bebidas fermentadas más antiguas de las que se tiene registro, su origen se remonta a más de 7 mil años en Mesopotamia. La evidencia más antigua de la que se tiene registro es una tablilla sumeria en la que se observan varias personas tomando cerveza de un mismo recipiente, sin embargo, se sabe que los egipcios fueron los primeros en comercializarla y agregar ingredientes que la enriquecían de aroma y color.

Sin duda, la cerveza ha estado en todas las culturas que la han llevado a evolucionar hasta nuestros días, el crecimiento exponencial de las grandes marcas y cervecerías artesanales han abierto paso para experimentar con nuevos estilos y creaciones, sin embargo, existen 5 errores muy marcados que todo amante y conocedor de esta fascinante bebida debe evitar.

  1. Tomar la cerveza directo de la botella – Sí, hay ocasiones en que se bebe directo de esta, sin embargo, el hacerlo de este modo se pierden todos los matices de aromas y sabores, lo cual cierra completamente la posibilidad a tener un contacto con las papilas gustativas, haciendo que la experiencia sea nula, por lo que vertirla en un vaso hará que disfrutes al 100 de tu favorita.
  2. Tomar todo tipo de cerveza a la misma temperatura – Cada variedad de cerveza tiene su temperatura ideal, el saberlo le permitirá estimular sus cualidades, un tip es que las cervezas con poca graduación deben servirse un poco más frías que las que son más fuertes.
  3. Servirla con demasiada espuma – ¿Para qué sirve la espuma?, la corona de espuma permite evitar que la cerveza se oxide, sin embargo, no se debe abusar de esta, una recomendación es inclinar el vaso a un ángulo de 45º y poco a poco regresarlo a la posición vertical, un tip es que la espuma quede a 1 o 2 dedos.
  4. Congelar en vaso – Aunque en verano las temperaturas aumentan y por ende una cerveza bien fría cae bien, hay que ser cuidadosos con esto, ya que en ocasiones el refrigerador puede estar contaminado por otros aromas, los cuales se impregnan al vidrio a través de esa fina capa que se crea como “frío”, que hará que a la hora de beber la cerveza esta no conserve su sabor original.
  5. Guardarlas por demasiado tiempo – A muchos les ha pasado que tenemos cervezas para las visitas, pero es importante tener presente que si estás se dejan por mucho tiempo a la hora de destaparlas habrán perdido su sabor original (no importa que estén en el refri). Otro dato importante y que va de la mano es saber dónde almacenarlas.

Acerca de Juan Carlos Machorro

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 2 =