Sustentabilidad

Casi la mitad de las aves de Centroamérica están en riesgo

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), organismo del gobierno mexicano indicó que la Evaluación del Estado de Conservación de las Aves de Centroamérica, realizada por expertos de la región, concluyeron que 466 especies de aves de Centroamérica (41%) están incluidas en la “Lista de especies de preocupación para la conservación” y otras 145 especies (13%) son de “alta preocupación” y requieren de acciones de conservación inmediatas para evitar su extirpación.

La evaluación contó con la participación de numerosos expertos locales en ornitología y el apoyo técnico de especialistas de México, Estados Unidos y Canadá. A través de la Iniciativa para la Conservación de las Aves de América del Norte.

aves

Para la Evaluación del Estado de Conservación de las Aves de Centroamérica se realizaron tres talleres y se evaluaron un total de 1,130 especies de aves silvestres utilizando metodología estandarizada. Posteriormente y con base en los resultados regionales, en la mayoría de los países centroamericanos se realizaron talleres de validación nacionales con el fin de involucrar en el proceso a un mayor número de ornitólogos (especialistas en aves).

Para establecer las prioridades de conservación de las aves centroamericanas, se empleó el método desarrollado por la iniciativa Compañeros en Vuelo (PIF, por sus siglas en inglés). El método fue utilizado previamente para primero evaluar el estado de conservación de las aves en Canadá y Estados Unidos y después en México. Además, para fortalecer el proceso de evaluación en Centroamérica se usó la base de datos de eBird/aVerAves (Laboratorio de Ornitología de Cornell) que posee más de seis millones de registros de aves para la región.

Los resultados de la evaluación destacan también que los tres hábitats o ecosistemas de la región centroamericana que albergan al mayor número de especies de “alta preocupación” son: los bosques nublados, con 62 especies incluyendo al Pájaro Campana, el Pajuil y el Quetzal Centroamericano; los bosques lluviosos, con 48 especies incluyendo a la Guara o Guacamaya Verde, la Cotinga Azuleja y el Momoto Pico Quillado; y los bosques secos tropicales con nueve especies, incluyendo al Loro Nuca Amarilla, el Loro de Yucatán y el Perico Centroamericano.

Acerca de Juan Carlos Machorro

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.