Sustentabilidad

Alertan sobre deforestación de terrenos en Veracruz para ingresar al Programa Sembrando Vida

Este fin de semana la Asociación Civil CALIXAXAN 1 publicó en facebook (https://www.facebook.com/Calixaxan/), que en un recorrido realizado en la Sierra del Totonacapan en el estado de Veracruz se detectó el derribo total de un sistema agroforestal consistente en café bajo sombra de cedro rojo y chalahuites mientras que en otro predio con pastizal y cedros rojos jóvenes se observó que se habían derribado los árboles.

Casi inmediatamente la publicación provocó numerosas reacciones. De acuerdo a la información recabada en este recorrido, los vecinos comentaron que los dueños de los predios estaban derribando el sistema agroforestal en un caso y los cedros en otro para ser elegibles en el programa “Sembrando Vida”, cuyos lineamientos establecen que los predios elegibles deben de estar en condiciones de acahual bajo o potrero, o que tenga milpa o que estén abandonados u ociosos…en otras palabras sin árboles maderables ni algún tipo de cultivo agroforestal. Los vecinos también indicaron que no eran los únicos casos donde se estaba haciendo el cambio de uso de suelo.

Al conocer estos testimonios y observar los cambios en el paisaje CALIXAXAN decidió publicar estos hechos en su cuenta de facebook, con el resultado de que en pocas horas ya había varios testimonios de que situaciones similares se estaban llevando a cabo en diversos municipios de Puebla y Veracruz.

Sergio Rivera, vocero de CALIXAXAN señaló “…la intención de dar a conocer estos efectos indeseables de Sembrando Vida, al parecer incipientes, no es descalificar al programa sino que se tomen a tiempo las medidas correctivas necesarias, tampoco queremos que la respuesta del gobierno sea enviar a PROFEPA a sancionar a los dueños de los predios y criminalizarlos cuando en buena parte la causa de estas conductas iregulares ha sido un mal diseño del programa y los desequilibrios que se han generado entre los programas de las diferentes dependencias…”.

De igual manera, indicó que la oferta de Sembrando Vida a los posibles beneficiarios es de recibir 5000 pesos al mes por incorporar 2.5 hectáreas, es decir 60 mil pesos al año, lo cual lo convierte en un programa mucho más atractivo que los programas forestales y señaló que como referencia este año el monto máximo que la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) paga por servicios ambientales es de 1100 pesos de manera que en este programa un predio de 2.5 has obtendría cuando mucho sólo 2750.00 pesos al año contra los 60,000.00 de Sembrando Vida.

Es decir el apoyo de Sembrando Vida es 20 veces mayor que el ofrece CONAFOR. Además indicó que la sensible disminución del presupuesto de la CONAFOR dejará fuera de apoyos a muchos terrenos forestales en diversos estados de la república, por lo que este exiguo presupuesto sumado a las asimetrías en apoyos por programas y dependencias podría estar alentando el cambio de uso de suelo.

Aseguró que este tipo de efectos indeseables no son nuevos, “…ya sucedió algo parecido hace décadas cuando se lanzó el PROCAMPO y provocó el desmonte de muchos terrenos y como ese existen más casos, sin embargo parece que en las instituciones no hay una memoria histórica…” y señaló que en diciembre pasado, al darse a conocer la propuesta de Sembrando BOLETÍN DE PRENSA 3 Vida, un panel de expertos2 ya advertía que con ese diseño existía el riesgo de cambio de uso de suelo. Comentó que aquí aplica aquello de que “…el pueblo que no conoce su historia está obligado a repetirla…”.

Ojalá que pronto veamos un programa Sembrando Vida renovado a partir de un diálogo con los diferentes actores del sector forestal y rural, que corrija estos efectos indeseables y que tenga Reglas de Operación para evitar la discrecionalidad, opacidad y corrupción que son altamente probables cuando no existen mecanismos adecuados al respecto, concluyó el vocero de CALIXAXAN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =