Opinión

Walmart, alcaldes y cuenta pública: escándalos

Felipe Calderón

Entre nubarrones se pierden las luces. El Gobierno de Felipe Calderón está marcado, por buenas y malas. De lo malo tiene la pésima comunicación social (prensa) que no se prodiga en difundir las buenas. Esa decisión de dar el manejo de la publicidad a agencias, la comunicación la ven como negocio y son limitadas en su visión de medios, provocando exclusiones y discriminación; resulta malo para Calderón. Ejemplo en su viaje a EU el mandatario exaltó la gran baja de inmigrantes mexicanos a ese país, “por la buena economía en México”. Y paralelo surgió el caso de corrupción de Walmart, asunto escandaloso. Este se difundió más.

 

Alberto Pérez Cuevas

La empresa gringa está privilegiada por el Gobierno Federal, con miles de contratos, con cambios de usos de suelo. Es enorme la cifra estimada en EU de millonadas de dólares en “la compra” de permisos, en concesiones. Es en todo el país. El Presidente Calderón ordenó una investigación. El escándalo se junta al de los dos alcaldes panistas veracruzanos, cómplices del narcotráfico y del crimen organizado. Además la revisión de la Cuenta Pública del 2008, en la Cámara de Diputados, con muchas irregularidades, como el caso de la SEP en el periodo de Josefina Vázquez Mota. Si, Calderón se pierde en malas por mal manejo de buenas.

¿De qué se trata? Gustavo Madero regresa al Senado. Francisco Ramírez se va de embajador a España. Ambos dejan a Josefina Vázquez Mota. Como dice el gringo “ mi, yo no entender”. Juan Molinar es alejado por la candidata. Sostiene a Roberto Gil. Algo pasa que se tiene en secreto. El mejor movimiento es el de Alberto Pérez Cuevas, panista por todos los lados, substituye a Francisco Ramírez en la coordinación de la diputación panista. Hay suspenso y suspicacia. ¿Y Josefina, bien o mal?

Acerca de José Emiliano M.

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.