Opinión

El Buzón

PAN: menos afiliados que la chiquillada

Las confrontaciones en el PAN no terminan. Los grupos de Gustavo Madero y Ernesto Cordero están decididos a no soltar los pedazos de poder que significa el debilitado blanquiazul.

No buscan acceder a cargos de relevancia para, de ahí, mejorar la calidad de vida de la población. Sus ambiciones son personales y de grupo. El resultado: una terrible desbandada de militantes activos y simpatizantes.

Tras perder la Presidencia de la República, miles de panistas salieron de las filas de ese instituto, hecho que continúa y coloca al PAN como uno de los partidos que menos militantes tiene, incluso, menor a los del Partido del Trabajo o Movimiento Ciudadano.

De acuerdo al padrón de afiliados que entregaron los partidos, el pasado 31 de marzo al extinto IFE, en el país hay 12 millones 831 mil 112 ciudadanos afiliados a 7 institutos políticos con registro.

Del total, 5 millones 848 mil 944 están en el PRI; 3 millones 435 mil 979 en el PRD; 947 mil 346, en el PVEM; 892 mil 756, en el PT; 795 mil 281 en Movimiento Ciudadano y Nueva alianza con 369 mil 174.

El PAN en último lugar con apenas 271 mil 632 militantes. Un fracaso para su dirigencia nacional, así como en los estados y municipios.

Panorama que deja ver porqué la pugna tan encarnizada entre los panistas: el pastel, es poco, no alcanza para todos, de ahí lo desbordado de sus ambiciones.

Sin embargo, eso no le interesa a los panistas que están en el poder como son los diputados locales del PAN en el Estado de México, caso concreto la legisladora Annel Flores.

Lejos de trabajar con la población, ser su voz en el Congreso y ganar simpatizantes, se dedica a afiliar a su clan familiar con el fin de tener una engañosa representación a nivel local que le permite negociar los cargos de elección.

El resultado: una diputada que responde a los intereses de sus parientes, los suyos propios, pero de ninguna manera a los de la población de Huixquilucan.

Este resultado salta a la vista. en el Congreso no fija postura en torno al desempleo e inseguridad que agobia a ese municipio. No ha presentado iniciativas de impacto colectivo.

Su logro: ofrecer jornadas médicas en plena vía pública, cuando bien podría gestionar e intervenir para la puesta en marcha de un hospital.

***

Con una acusación como la de encabezar una red de prostitución al amparo del PRI, el ex líder de ese partido en el DF, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, prácticamente está fuera de ese instituto político. Es seguro que no regrese al cargo.

El grupo del Presidente Enrique Peña Nieto, a través del dirigente nacional del tricolor, César Camacho, no va a desperdiciar la oportunidad de colocar a una persona afín al conocido grupo de Los Pinos.

La clase política del Estado de México se va posicionar del PRI-DF, pues su meta es arrancarle la Jefatura de Gobierno del DF al PRD.

Llegado el momento, el candidato para la Ciudad de México será un integrante del grupo de Toluca. El defenestrado Cuauhtémoc Gutiérrez, más que ayudar resulta un problema para las ambiciones políticas de clase priísta en el poder.

El PRI trabaja para arrebatarle el cargo al PRD en el DF. Tiene un aliado poderoso que los acerca a su meta: el actual jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

La permanente pugna entre las tribus del sol azteca abonan el camino al PRI, que se frota las manos con miras a las próximas elecciones en la capital.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

cinco + Doce =