Opinión

Denuncia PRD que Peña Nieto miente sobre “gasolinazo”

Jesús Zambrano Grijalva, Vicecoordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (GPPRD) en la Cámara de Diputados aseguró que el presidente Enrique Peña miente al país al asegurar que no había otra opción a los “gasolinazos” como también miente al decir que esa medida no es resultado de la Reforma Energética.

Afirmó que si en realidad hay voluntad política del Ejecutivo Federal, tiene la facultad para suspender la liberalización de los precios y, trabajar con el Legislativo para hacer ajustes en los tres poderes de la Nación y obtener –incluso- más de 200 mil millones de pesos.

Reiteró que el Presidente debe y puede frenar el alza en los precios de la gasolina, gas y electricidad con base en las facultades que le confieren los artículos 89, fracción I de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y el 39, fracción I del Código Fiscal de la Federación, que lo faculta para que -a través de una resolución de carácter general- pueda suspender la medida que ya ha derivado en un descontento nacional y que tiene al país en serias dificultades en su estabilidad.

A la pregunta de Peña Nieto “¿qué hubieran hecho ustedes?”. Le respondemos: ¡Pues esto! Podemos recortar recursos del gasto corriente del gobierno, reducir los altos sueldos de funcionarios -incluidos de los poderes Legislativo y Judicial- gastos médicos mayores, bonos personales, vales de gasolinas, además de mayor control al manejo de la deuda, exenciones fiscales y privilegios de los que -puedo asegurar- no vamos a sacar sólo 200 mil, sino muchos más miles de millones de pesos.

Zambrano sostuvo que es indispensable también transparentar y evaluar los gastos fiscales; tener control de la deuda pública y que sea constituido un Comité Fiscal Independiente para reducir la discrecionalidad en la toma de decisiones sobre el endeudamiento federal, además de que se entregue una proyección sobre las metas en materia de deuda para los ejercicios 2017 y 2018, entre otras acciones de transparencia, combate a la corrupción y rendición de cuentas tan imprescindible para nuestro país.

El legislador perredista advirtió que el enojo de la gente se puede salir de control y poner en riesgo la estabilidad social. Dijo que las aseveraciones del Secretario de Hacienda cuando dice que no hay marcha atrás y que el Presidente legitima cuando pide comprensión, no contribuyen a disminuir los ánimos exacerbados de la gente que no se va a aguantar ni lo está haciendo”.

Jesús Zambrano recalcó que Peña Nieto miente a los mexicanos al asegurar que el ajuste al alza “no es resultado de las reformas Energética y Hacendaria, ni es un incremento a los impuestos, sino un reflejo del incremento en los precios internacionales del petróleo” pues recordó que la propia exposición de motivos de la Ley de Ingresos 2017 no deja lugar dudas ni a interpretaciones sobre la falta a la verdad del Presidente ya que -de manera clara- indica que se trata de: “consolidar la Reforma Energética” para abrir “la posibilidad de que participen actores complementarios a PEMEX, generando así, mercados competitivos más eficientes de abasto de la energía que requiere el país para crecer”.

En esa exposición de motivos el Ejecutivo Federal afirma que: “El papel de los mercados competitivos es ciertamente una de las piezas clave de la Reforma Energética”. Y justifica el incremento propuesto cuando señala que: “Al confluir en condiciones de competencia, empresas de distintas dimensiones y orígenes, cada una de ellas tiene la presión de encontrar las opciones de menor costo y mayor eficiencia para proveer de los bienes y servicios necesarios a sus clientes”. Lo cual significa que, en el incremento del precio de los combustibles, está contemplando el margen de ganancias que deberán obtener las firmas importadoras, distribuidoras y expendedoras de los mismos.

Zambrano Grijalva aclaró de la misma manera que el nuevo incremento en el precio de las gasolinas y el diésel tampoco tiene relación directa con una mayor recaudación federal porque en 2016 -de acuerdo con lo reportado por la Secretaria de Hacienda- hasta noviembre pasado se habían obtenido 263 mil millones de pesos por la cuota fija que se le impone a cada litro de gasolina y que es parte del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Añadió que “las proyecciones de captación para ese concepto para el 2017 equivalen a unos 252 mil millones de pesos a precios constantes de 2016 (descontando la inflación), lo que significa que si el Gobierno Federal desistiera de aplicar el aumento en las gasolinas y el diésel, de ninguna manera dejaría de recibir los ingresos presupuestados para 2017 por lo que no tendría que aplicar recortes a los programas federales, y ello también tira por la borda el argumento de los precios internacionales de los combustibles”.

Nosotros –recalcó finalmente- no nos vamos a apartar de nuestras convicciones en el sentido de buscar la mayor unidad posible con todas las fuerzas políticas, organizaciones y sociedad civil que tienen claro que estamos viviendo una crisis de fin de un régimen político, que es necesario construir nuevas cosas a partir de grandes acuerdos sobre las necesidades de la Nación y que lo que está haciendo Peña Nieto, es solamente dar puntilla al sistema agónico.

Acerca de Juan Carlos Machorro

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 × cuatro =