Opinión

ATISBOS: por qué el fracaso del frente opositor de partidos

 

POR: Rafael Cienfuegos Calderón

 

DISPUTA.- El fin estrictamente electoral del Frente Ciudadano por México (FCM) de detener a Morena e impedir que el PRI gane la presidencia de la República en 2018, estará lejos de lograrse si los dirigentes de los partidos que lo integran no logran superar las diferencias en cuanto a la elección del candidato. Saben que ningún partido, solo, podrá enfrentar con éxito a López Obrador y a quien sea el candidato del PRI, de ahí la necesidad de sumar su potencial electoral (PAN, 26%, PRD, 11% y MC, 6%) para tener la posibilidad de ser competitivo y hasta de ganar los dos cargos más codiciados de la próxima elección. Ahora bien, si el frente truena ante la imposibilidad de que cumpla el acuerdo  que le dio origen y que al parecer fue que la candidatura presidencial sería para Anaya y la de jefe de Gobierno de  la Ciudad de México para Alejandra Barrales -y una de senador para Dante Delgado-, el menos afectado será el panista al tener como segunda vía a su partido. Ricardo Anaya quiere para él la candidatura y se opone a una elección abierta en el FCM para no dar posibilidades ni a Margarita Zavala ni a Rafael Moreno Valle ni a Silvano Aureoles ni a Miguel Ángel Mancera ni a un ciudadano, y en su ambición de poder parece no importarle reventarlo, exponerlo como una simulación de unidad y revelar que el proclamado cambio político a través de un gobierno de coalición fue mera demagogia. Por lo que hace a la dirigente perredista debe tener claro que no tiene el empuje para ganar la jefatura de Gobierno ya no contra Claudia Sheinbaum, cuya aspiración quedó endeble por el derrumbe del Colegio Rébsamen, sino ante un contrincante electoral altamente competitivo  como Ricardo Monreal, a quien más de un partido político –incluidos PRD y PRI- podría aprovechar. Si acaso ocurre que el Frente Ciudadano por México resulta ser una llamarada de petate –como los anteriores intentos fallidos- nadie podría darse por sorprendido, pues desde el primer momento en que se habló de la conformación de un frente opositor se advirtió que el principal obstáculo sería decidir quién será el candidato a la presidencia.

ILUSOS.- Serán los dirigentes de los partidos políticos si creen que van a ganar electores por renunciar a los millones de pesos que les falta recibir este año para apoyar la construcción de viviendas y socorrer a los damnificados, pues se trata de dinero del pueblo que iría al pueblo;  lo mismo el presidente Enrique Peña Nieto, si espera que los ciudadanos evalúen mejor su gestión de gobierno y que su imagen mejore, por haber hecho su trabajo durante la emergencia y hacerlo ahora en la reconstrucción; y no se diga Margarita Zavala (ex PAN), Jaime Rodríguez “El Bronco” ( ex PRI), y Armando Rios Piter (ex PRD), si piensan que los votantes se van a tragar el cuento de que son ¿”independientes”? y la alternativa para las elecciones presidenciales del 2018.

ATENCIÓN.-Pobladores de Juchitán, Oaxaca afectados por los sismos recibieron del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, 200 lonas, 160 casas de campaña, 15 toldos y 100 despensas, que, a su decir, les serán de utilidad mientras reconstruyen o reparan sus hogares, lo que tardará cuatro meses. De visita en esa población el funcionario constató que en el albergue de la séptima zona se  atiende todos los días a mil 500 personas con los 3 alimentos y dormitorios, y que los niños participan en actividades educativas y recreativas, mientras se normalizan las clases en las escuelas. La instrucción del presidente Peña Nieto es que se trate con toda dignidad a las personas.

SUPERVISIÓN.- La autoconstrucción para recuperar las viviendas que se dañaron y perdieron a causa de los sismos y a la que se canalizarán apoyos por 120 mil pesos, que cubrirían apenas el 30% del costo de una casa nueva de interés social, podría ser más costosa y peligrosa si no se hace con la supervisión de un profesional. Ante ello, la Facultad de Ingeniería de la UNAM cuenta con un curso de internet  y un manual de autoconstrucción que pondrán a disposición de la gente, aunque sugiere que mejor esos trabajos los realicen organismos oficiales. En cuanto a las 150 mil viviendas dañadas y las 52 mil 374 reportadas como pérdida total, representan el mismo número de las que fueron construidas en el país durante 2016.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cuatro =