Opinión

ATISBOS: Cuál prioridad para la reconstrucción?

Rafael Cienfuegos Calderón

 

INDOLENCIA.- Un año transcurrió ya y los damnificados del sismo no reciben el auxilio del gobierno en la Ciudad de México. Nada concreto se ha hecho hasta ahora. Hay familias que viven en los campamentos que se improvisaron ante la emergencia a pesar de los millones de pesos que se concentraron en un fideicomiso creado exprofeso, de las donaciones monetarias de mexicanos y extranjeros, y del compromiso del hoy senador, Miguel Ángel Mancera, de dar prioridad a la reconstrucción. Ante esta triste y lamentable situación, en la que José Ramón Amieva (jefe de Gobierno) lo único que ha logrado es instalar el Comité Técnico del Fideicomiso Público para la Reconstrucción y Rehabilitación de Viviendas de Uso Habitacional en la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum entrará al quiete con la intención de establecer una relación directa con los damnificados, sin intermediarios. Cesar Cravioto, designado comisionado para la reconstrucción, reveló que miles de víctimas que viven en la zona oriente aún no reciben una visita y menos ayuda alguna del gobierno, y que la información que hay es insuficiente. Refirió que la jefa de gobierno electa explicó personalmente a los damnificados de Tláhuac, Xochimilco, Iztapalapa, Benito Juárez y Coyoacán, que la primera tarea de la restauración consistirá en elaborar un censo de carácter social y técnico que revele el número exacto de inmuebles y familias afectados, lo que permitirá saber cuánto costará la reconstrucción y considerarlo en el presupuesto de 2019. Para regularizar las propiedades habrá jornadas notariales y para terminar con el laberinto de la tramitología, la Comisión de Reconstrucción instalará una ventanilla única y módulos de atención cerca de los inmuebles y viviendas dañadas, y, si lo aceptan los vecinos, se continuará con los acuerdos y trabajos ya iniciados por la presente administración. El compromiso del nuevo gobierno, a decir Cravioto, es entregar una vivienda digna a todas las familias afectadas y Sheinbaum dará apoyo igualitario para todos. El proceso de reconstrucción impulsará esquemas de estricto orden social, contrapuestos a la obtención de negocios o ganancias privadas. De manera invariable, las decisiones las tomarán los vecinos, según las opciones que ofrezca el gobierno y no habrá endeudamiento porque el apoyo será a fondo perdido. Por su parte, para contribuir a la reconstrucción nacional, en una primera etapa, el presidente electo planea destinar 45 mil millones de pesos de manera directa a los damnificados.

 

DESAMPARADOS.- Los sismos del 7 y 19 de septiembre del 2017 afectaron a un número mayor a los 12 millones de personas en más de 400 municipios de Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Tlaxcala, Puebla, Morelos, Hidalgo, Guerrero y delegaciones de la Ciudad de México, de acuerdo a las estimaciones del gobierno federal. La gran mayoría vive en condiciones de pobreza, hacinamiento e insalubridad, y no han recibido la ayuda prometida. ¿Cuántos años habrán de pasar para que se cumpla con las promesas de la reconstrucción?

 

PERDIDOS.- Y como suele suceder cuando de donativos económicos se trata, 2 mil 767 millones de pesos están perdidos, de los 3 mil 904.5 millones que se supone recibieron 677 organizaciones autorizadas para administrar las aportaciones de ayuda a los damnificados de los sismos. Nadie sabe a dónde fueron a parar. De acuerdo al Universal (06-09-18) el Servicio de Administración Tributaria únicamente tiene documentación para seguirle el rastro a mil 137 millones de pesos. ¿Quiénes se aprovecharon de las catástrofes?

 

CEREMONIAS.- A las 7:19 y 13:14 horas del 19 de septiembre, en el Zócalo de la Ciudad de México, autoridades y organizaciones sociales llevarán a cabo ceremonias conmemorativas por los sismos de 1985 y 2017, en las que se guardará un minuto de silencio en memoria de quienes perdieron la vida. En Puebla y Chiapas preparan eventos similares, y es de esperarse que también se realicen en los otros estados donde hubo daños y víctimas. Ello dependerá, no obstante, de la convocatoria de las organizaciones de la sociedad civil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 10 =