Opinión

ATISBOS

El Presidente, los pobres y los ricos

Rafael Cienfuegos Calderón

“¿Qué haremos con los ricos?” Preguntó el 19 de mayo pasado el Presidente, luego de mencionar que antes la cuestión era “¿qué haremos con los pobres?”. La respuesta a una parte de pobres, alrededor de 22 millones entre adultos mayores, discapacitados, madres solteras, estudiantes de educación básica, bachillerato y licenciatura, y jóvenes que se capacitan para el trabajo, fue darles apoyos económicos, que son ya derecho constitucional. Para aquellos, los ricos, no hay respuesta clara. A Carlos Slim, con una fortuna de 64.000 millones de dólares, lo tiene como inversionista aliado de los proyectos de la Cuarta Transformación, y a Enrique Salinas Pliegos, cuya riqueza es de 11,700 millones de dólares, como miembro de su Consejo Asesor Empresarial y encargado a través del banco Azteca, de su propiedad, de las Tarjetas del Bienestar para el reparto de los subsidios sociales. Lo anterior viene a cuenta por la retórica del Presidente en relación a que son muchos los millones de pobres que tienen poco, y pocos los millones de ricos que tienen en exceso. Pero ¿qué es ser pobre y qué es ser rico? ¿Es pobre quien gana 44 mil 359,20 pesos de salario mínimo al año? ¿Es rico aquel que percibe un millón 500 mil pesos? ¿Es pobre el que carece de vivienda propia, de ahorros y viaja en transporte público? ¿Es rica la gente que acumula propiedades, tiene cuentas de inversión y coches de lujo? La respuesta lógica es que sí lo son unos u otros. En este contexto, el jefe del gobierno del cambio que declaró  ingresos de un millón 567 mil 640 pesos, más su Afore y no tener propiedades, ¿es rico o es pobre? Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, que por salario recibió un millón 609 mil 775 pesos y a quien una investigación periodística atribuye propiedades valuadas en 60 millones de pesos, ¿es rica o es pobre? Manuel Bartlett Díaz, director de la Comisión Federal de Electricidad, que recibió de remuneración anual 2 millones 209 550 pesos pero al que una investigación periodística atribuye una fortuna de 800 millones de pesos por patrimonio inmobiliario ¿es rico o es pobre?

Acerca de Juan Carlos Machorro

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + seis =