Opinión

ATISBOS

¿Oportunismo electoral? O Meade sí sabe cómo acabar con la pobreza

POR: Rafael Cienfuegos Calderón

INFORMACIÓN.- La presentación el pasado día 7 de la estrategia de José Antonio Meade para combatir la pobreza y la desigualdad, que tendrá como base fortalecer el programa Prospera, aumentar en dos millones el número de beneficiarios, y becar al 100% a los nuevos jóvenes empadronados, coincidió con la encuesta sobre pobreza que realizó el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, cuyos resultados -dados a conocer el día 4- revelan que en la población hay la percepción de que los programas sociales disminuyen pero no resuelven el problema, se usan con fines electorales, hacen a la gente dependiente del gobierno y provocan conflictos entre comunidades. Un 93% respondió que los pobres existen porque el gobierno no funciona bien, mientras que para acabar con la pobreza 92% estima necesario generar más empleos, 50% aumentar el salario mínimo, y 40% acabar con los corruptos; 60.2% estima que en los últimos tres años la pobreza no ha disminuido nada y 44.7% opinó que se incrementará mucho en los próximos tres años. El candidato de la coalición Todos por México, Meade anunció que, de ganar la Presidencia, se apoyará en el programa Prospera que actualmente beneficia a 6.8 millones de familias -28 millones de personas en total-, y que triplicará el apoyo a las personas con discapacidad para pasar de mil 900 a 5 mil 700 pesos mensuales. Mead afirmó que sabe cómo acabar con la pobreza, pero no estaría por demás que consultará las encuestas que ofrecen información sobre el sentir de la gente y la percepción que tiene de la pobreza, ya que para 70% ser pobre significa no tener empleo, para 51% carecer de recursos para salir adelante, para 51% no alimentarse, para 27% no poseer casa, para 23% estar falto de servicios médicos, y para 18.5% no estudiar. A la preguntar de si consideraban vivir en condición de pobreza extrema, 76% dijo que no, mientras que 22% respondió afirmativamente; dos de cada 10 entrevistados consideran que viven en pobreza extrema. Sobre las principales carencias el 46% mencionó el trabajo, 29% la salud, 26% la seguridad social, 14% la educación, 12% la vivienda, 8% la alimentación, y 6% los servicios básicos.  Para 32.1% de los encuestados, la mejor manera de que un ciudadano contribuya a disminuir los problemas sociales es capacitando y educando a la población, 22.6% participando y votando, 16.6% ayudando directamente a la gente, 9.7% pagando impuestos, 9.1% tratando de resolverlos junto con otros, y 2% dando dinero a alguna institución social.

ESTIAJE.- En la actual época de estiaje la falta de agua potable –de manera generalizada- es un problema recurrente de todas las ciudades del país, pero en la Ciudad de México –en particular- se debe al desperdicio de 30 a 50 por ciento de lo  que se distribuye por fugas en la red hidráulica. Ante ello, Juan Alberto Blanco Zaldívar diputado federal del PAN, presentó un punto de acuerdo para que el Sistema de Aguas de la Ciudad de México diseñe e impulse un programa de abasto de agua y se eviten especulaciones y un posible lucro indebido en esta época de estiaje. En su opinión no hay falta de agua, sino una red de conexión de abastecimiento en muy malas condiciones. El problema es igual en casi todas las ciudades: ductos viejos y deteriorados, presión variable y suministro intermitente.

CARENCIAS.- Para científicos y especialistas de la UNAM las plataformas de cuatro aspirantes a la Presidencia de la República carecen de diagnósticos y propuestas integrales  en cuanto a medio ambiente, cambio climático y sustentabilidad. Para José Sarukhán, ex rector de la UNAM, sin el capital natural del país, no hay forma de mantener ningún desarrollo sostenido de la economía y del bienestar humano, y esto no está expresado, ni entendido en las plataformas, si acaso en dos hay acciones bien intencionadas, pero no muestras de una política de gobierno bien definida. Julia Carabias, de la Facultad de Ciencias, delineó que en biodiversidad, las propuestas están cortas, no rebasaron las obligaciones de ley. No hay especificidad en cuanto a cambio climático, bosques, selvas y agua.

IMPARABLE.- No únicamente a sus contrincantes en la búsqueda de la presidencia sino también al gobierno de Enrique Peña Nieto, el candidato de la coalición Juntos haremos historia, Andrés Manuel López Obrador, les marca la agenda de los temas del día. Al puntero en las preferencias de los electores desde antes del inicio de la contienda electoral le ha resultado todo un éxito hablar del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, motivo por el que un día sí y otro también embiste con la amenaza de cancelar su construcción, suspender las licitaciones y concesionarlo desde ahora, no hasta que esté terminado porque en ello está en juego una inversión gubernamental millonaria. Ante la embestida, el gobierno federal se ha visto obligado a dar explicaciones tardías e insuficientes, y los demás candidatos han tenido que opinar sobre ello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *