General

Superan ideologías y acuerdan por México

José Emiliano M. y
Juan Carlos Machorro

La República se cumple, por bien de México. Juntos, los legisladores del PAN, PRD y PRI, con la suma del PVEM y PANAL, votaron y hay nueva Ley Laboral con modificaciones para la transparencia de las directivas sindicales. Derecha e izquierda, con el PRI, tras debatir, dialogar y con algunas habladas denunciantes, hicieron realidad la nueva Reforma al Trabajo, que inició al enviarla la propuesta, el Presidente Felipe Calderón, y se ajustó ante diputados. En el Senado se impuso el movimiento por la transparencia y democracia y regreso a diputados. No paró ahí, el lunes hubo otra fiesta republicana, gobernadores postulados por la izquierda, como Miguel Angel Mancera, Graco Ramírez, Arturo Núñez, Gabino Cué y Angel H. Aguirre, convivieron con el Presidente Electo, Enrique Peña Nieto.

En menos de 48 horas la política tuvo fiesta republicana, con acuerdos y logros. La innovación, de “Iniciativa Preferente” del Ejecutivo, que prodigó el priísta Manlio Fabio Beltrones. Se estrenó con parte de la vieja ilusión de reforma estructural. Vendrán otras, la Energética y Hacendaria. Chocaron y se dijeron de cosas. Los panistas contra priistas. Los del PT deslegitimando a priistas y panistas. Fue en la Cámara de Diputados. En la de Senadores se aliaron perredistas y panistas y terminó sumándose el PRI. El PT y MC desconocieron el acuerdo. Pero hay nueva ley que deben votar los diputados. De logros hablan Ernesto Cordero, Gerónimo Barboza y Emilio Gamboa.

Luego el convivio. Una comida de gobernadores y el jefe de Gobierno Electo del Distrito Federal, todos postulados por el PRD, que se alargó más de una hora del tiempo programado; Graco Ramírez Garrido, de Morelos; Arturo Núñez, de Tabasco; Angel Aguirre, de Guerrero; Gabino Cué, de Oaxaca; y Miguel Angel Mancera de la capital del país con el Presidente Electo de México. Hablaron de institucionalidad. De la responsabilidad de gobernar para todos, problemas de economía y la pobreza. Acordaron trabajar juntos. Y confirmaron que el día primero de diciembre acudirán al evento del Congreso de la Unión a la toma la protesta, del nuevo Presidente de México.

El mandatario de Morelos expresó a los medios de comunicación “se trata de establecer las bases de un nuevo régimen político”, agregó que la legalidad no es negociable y que hay coincidencia en trabajar para todos lo mexicanos especialmente los del sur y sureste del país. Anunció la disposición para establecer un pacto social que saque de la exclusión laboral y educativa a los jóvenes.

Antes del encuentro, Arturo Núñez respondió a reporteros que no era un espaldarazo sino un respaldo institucional; todos rechazaron acudir como representantes del PRD y se dijeron como responsables de sus mandatos constitucionales para beneficio de sus gobernados.

El próximo titular del ejecutivo federal destacó la realidad democrática del país con mayor pluralidad, pero en esa diversidad política hay coincidencias en bienestar de todos los mexicanos. Se comprometió a fortalecer el federalismo en el país y especialmente hacer inversiones que permitan equidad entre las diferentes regiones especialmente en el Sur y Sureste donde, reconocieron, se encuentra el mayor rezago social.

Con Peña Nieto estuvieron Luis Videgaray, a quien responsabilizó de seguir los encuentros con las entidades federativas para la conformación del paquete presupuestal del 2012, Miguel Osorio quien, atento al protocolo, pidió al oaxaqueño Gabino Cue cambiar su lugar durante la conferencia para flanquear en el mismo número de personas a los oradores y David López. La República, la Nación y el Estado, es realidad. Gracias a todos; sin renunciar a convicciones.

Acerca de José Emiliano M.

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.