General

Necesario unificar el archipiélago educativo de México

Juan Carlos Machorro
Yolanda Gutiérrez

Ante la necesidad de brindar una mejor educación a las nuevas generaciones, unificar criterios de calidad educativa, contar con mejores profesores y abandonar prácticas del siglo pasado en la educación mexicana, la reforma educativa del gobierno federal pretende saber datos muy básicos como cuántos alumnos, maestros y escuelas tiene el país para crear el modelo de servicio profesional magisterial.

De hecho, esta reforma es una realidad, resultado de las exigencias de un mayor entendimiento entre los diversos actores que participan en esta actividad básica para el desarrollo nacional.

También como una exigencia del mundo actual, cuyas directrices se basan en la competitividad y la apertura a todas las corrientes del pensamiento universal en el cual participan funcionarios, magisterio, gremios, padres de familia y la sociedad, en general.

Las autoridades buscan unificar estas islas que están dispersas y desde hace años conforman un archipiélago en la educación que desde los años 80s era calificado como un “ente hipertrofiado” que había perdido cohesión y que desde esas épocas no obedecía lo que requería el crecimiento social de la nación.

Por ello, Emilio Chuayffet, secretario de Educación Pública (SEP), indica que se debe atender esta situación que se dejó crecer y que, en la actualidad, con el apoyo de los partidos políticos se recuperará la rectoría de la educación en México.

Dijo que el problema es estructural y consiste en un crecimiento expansivo de la SEP que se recrudeció en falta de información, por eso la urgencia de iniciar esta reforma con un censo de homogeneización para saber la cantidad de alumnos, escuelas, maestros. “La rectoría de la educación se dejó en los años y los maestros aceptan la evaluación que realice un órgano autónomo e imparcial con personas competentes y que no lo ha habido, pero la reforma indica que el INEE va a ser ese organismo con facultades similar al INEGI, CNDH e IFE”.

Para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México es de los peores en materia educativa, situación que frena el desarrollo nacional y dicho organismo indica que de cada 100 niños que inician su educación elemental sólo 64 terminan la primaria, 24 el bachillerato, 10 egresan de una licenciatura y 2 ó 3 concluyen un posgrado.

Además que en Prueba de 2009 del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA), realizada cada tres años, México ocupó el último lugar entre las 34 naciones de la OCDE y el 48 del total de países evaluados (65).

México retomará el control de la rectoría educativa nacional.

A este respecto, en entrevista con Mi Ambiente, Claudio X. González, presidente de la asociación civil Mexicanos Primero, indicó que esta iniciativa es trascendente y debemos ver su adecuada implementación, pero aceptó que es el primer de muchos pasos que requiere la transformación del sistema educativo.

“Ya no debe boicotearse la educación y el sindicato debe ser un facilitador de cambios, no opositor de los mismos, y el estado tiene que recuperar la rectoría de la educación”, dijo, y lamentó que dicho control se dejara en manos del SNTE y los gobiernos anteriores fueran débiles y soltaran la rectoría de la educación nacional.

POSTURA DEL SNTE: APOYO A LA INICIATIVA
En conferencia de prensa, el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores por la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre, señaló que este organismo impulsará los puntos de la iniciativa del Presidente Peña y celebró que se retomen propuestas que el magisterio ha planteado desde hace 10 años, como es la creación de un instituto autónomo para la evaluación de los profesores para impulsar la transformación que requiere México.

Advirtió que tienen claro que, en medio del debate educativo, sus críticos y adversarios intentan estigmatizarlos como contrarios a la modernidad de la enseñanza.

“Algunos de esos críticos y adversarios promueven sus propios intereses y ampliar sus márgenes de influencia en el sistema educativo y otros, que en esta coyuntura, ven la oportunidad para empujar la educación. No vamos a caer en esa provocación”, enfatizó.

Señala que pronto impulsará y concretará el conjunto de resolutivos de su 6º Congreso Nacional Extraordinario y buscará colaborar con los compromisos recogidos en el Pacto por México y en los que mandatan dignificar y mejorar la vida del magisterio.

EL CASO DEL DF Y SU EDUCACIÓN
El Distrito Federal es la única entidad del país con falta de rectoría de su sistema educativo a la par de los 31 estados restantes de México, por ello, la presentación de esta reforma es parte de los muchos cambios que el DF requiere vivir. Al respecto, el asambleísta local del PRD, Alejandro Robles, dijo a Mi Ambiente que es muy importante darle seguimiento a la reforma a nivel nacional y apreciar que, en verdad, sea de beneficio al sistema educativo.

Claves de la reforma educativa

Al delinear los puntos fundamentales de la reforma, el titular de la SEP aceptó que México atraviesa una “extensa y profunda” crisis, a pesar de ser el segundo país del mundo, después de Nueva Zelanda, en cuanto a gasto público destinado a la educación.

La reforma pretende crear un servicio profesional docente que tenga en cuenta el desempeño profesional de los maestros, con criterios definidos para su promoción en la carrera, sin interferencias sindicales. También incluirá un sistema de evaluación, desarrollado por un organismo autónomo, que será obligatorio para todos los maestros y que no esté sujeto a intereses particulares.

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.