General

Los Diez Mandamientos para bajar de peso

Tras ganar kilogramos en este primer semestre del año, es hora de regresar a la disciplina horaria y el control de las porciones para recobrar el peso ideal.

Estas son diez claves que dan diversos nutriólogos, para ponerse en acción y perder lo ganado.

Restaure sus horarios de comida: El desayuno, comida y cena y las dos colaciones entre comidas, a tu hora y sin saltarse ninguna, porque sólo logrará que su metabolismo continúe trabajando lenta y pesadamente.

No elimine el pan: Mucho menos si es integral. Está demostrado que el pan con fibra apoya en regímenes de pérdida de peso porque proporciona sensación de saciedad y mejora la digestión.

Verduras: Deben representar una buena cantidad de los alimentos que ingiere diariamente.

Olvídese de los jugos: Éstos sólo son azúcar con agua; no sirven para desintoxicar (por si habías pensado en esa posibilidad) ni son curativos. Mejor coma frutas enteras, con cáscara (cuando sea posible) y con mucha moderación.

El plato del bien comer: Recuerde que es la Norma Oficial Mexicana en materia de nutrición. Es una excelente guía para lograr una dieta saludable. Visita http://www.prevenissste.gob.mx/nutricion-ejercicio/el-plato-del-bien-comer#ancla para información más detallada.

Adiós a las bebidas azucaradas y el alcohol: Gran parte de los pesos ganados en la temporada navideña se deben a nuestro consumo excesivo de bebidas azucaradas y alcohol. Por unos meses, sácalos de su rutina.

Las porciones son la clave: Modera la cantidad de alimento que tomas; porque hasta las manzanas podrían ser nocivas en exceso. Una manzana es saludable, 10 ya no; una tortilla está bien, medio kilo, es una broma.

Actividad física necesaria: No es que activarse le vaya a bajar de peso mágicamente. Moverse estimulará su metabolismo y mejorará el uso de la energía de las calorías. Claro, debe moderarse en cada comida. Es un círculo virtuoso: se activa -quema calorías- le modera al comer -baja de peso.

No hay atajos: Las dietas milagro pueden resultar nocivas. Mejor no juegue con su salud.

Beba agua: Nada saciará mejor su sed, además de que mejorará su digestión e hidratará su piel. Dos litros es suficiente, no exagere.

Acerca de Juan Carlos Machorro

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *