General

Celebran autoridades que el vino mexicano obtuvo su “acta de nacimiento”

En la presentación de la campaña “Todos Unidos por el Vino Mexicano”, autoridades e iniciativa privada se congratularon de que el vino nacional ya tiene acta de nacimiento, con su nueva ley promulgada y que está por ser publicada en el Diario de la Federación.

En esta campaña se detalló se tiene una plataforma de 15 acciones estratégicas que tiendan a lograr de manera inmediata una mayor difusión acerca de la dimensión actual y oportunidades de industria vitivinícola en México, para lograr ante el público consumidor un mayor conocimiento acerca de la diversidad de vinos que se producen en el territorio nacional.

La campaña se da a conocer gracias a la reciente aprobación de la nueva Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola en la que se votó a favor por unanimidad en el H. Congreso de la Unión el pasado 26 de abril.

Dicha Ley fue presentada ante el pleno el 18 de octubre del 2011 por el actual Gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid cuando fue Legislador Federal y Presidente de la Comisión de Fomento a la Industria Vitivinícola de la Cámara de Diputados.

Daniel Milmo Brittingham, Presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola A.C., dijo que esta campaña tendrá como objetivo de manera inmediata la difusión del alcance y posibilidades de acciones de política pública con la Ley de Fomento recién aprobada, pero sobre todo ante el público consumidor será muy importante difundir de una mejor manera la gran riqueza de la diversidad de la producción de vinos que hoy ya se producen con  calidad en México, a la altura de los mejores vinos del mundo.

Informó que es necesario el mayor impulso al vino mexicano, ya que, en la actualidad, si bien existe una demanda y crecimiento de las ventas de vino de 8% anual, la producción nacional tiene apenas una participación del 29.3% del mercado interno frente a los vinos importados que cuenta con una participación del 70.6 %, vinos que proceden principalmente de España, Chile, Argentina, Francia, Italia entre otros más.

Es por ello que la campaña deberá también de tener una visión de mediano y largo plazo porque así como demostrar que se tiene un marco legal adecuado y que de impulso  a la inversión y fomento de este sector. La meta del sector es que en los próximos 15 años se tenga una participación del mercado interno hasta del 45% de participación de vino mexicano.

Las inversión requerida acumulada en los próximo 15 años se estima superior a los 10 mil millones de pesos,  pero que también generará una derrama acumulada en comercialización y servicios esperada muy superior a los 18 mil millones de pesos, lo que hace viable en el tiempo de manera sostenible orientar y diseñar política publicas que incentiven la inversión y desarrollo del sector.

Tan solo la producción actual de 6,747 hectáreas necesita aumentarse en 15 años a 15 mil hectáreas con una inversión anual promedio requerida máxima estimada de 400 millones de pesos, así como del volumen de 2.1 millones de cajas que equivalen a cerca de 2,520,000 litros a 15 año se estima requerimientos de inversión promedio anual máxima de 300 millones de pesos adicionales para poder llegar a procesar y almacenar 5 millones de cajas anuales equivalente a 4,500,000 litros anuales, dijo.

Explicó que esta campaña deberá impulsar de manera una plataforma de 15 acciones estratégicas que se agrupan en 3 ejes estratégicos:

El primero será contribuir a poner en marcha esta ley que contempla acciones no solo de hacer que esta no sea letra muerta propiciando un adecuado funcionamiento y operación de la Comisión intersecretarial  que estará bajo la coordinación de SE y SAGARPA.

El segundo eje será la del aumento de la difusión y consumo del vino mexicano, implementando a partir del mes de mayo de este año 2018, diez acciones inmediatas que van desde la implementación de un campaña en redes sociales y activaciones e relaciones publicas, viajes con prensa en 7 regiones vitivinícolas, edición de un libro y fascículo de distribución nacional; producción y transmisión de documentales para TV; elaboración de un Estudio de cadena de Valor del vino mexicano y fomento de apoyo a la inversión, Promoción de concursos internacionales de vino en México, etc.

Por último eje será expandir la producción nacional, para ello se perfilan las siguientes 5 acciones que van desde considerar el tratamiento fiscal del vino como alimento, el IEPS grava con un impuesto especial aquellas actividades que por sus características generan costo social, pero habrá que considerar un mecanismo distinto de su pago debido a que la tendencia internacional en considerar al vino por su contenido y propiedades como un alimento mas que una bebida alcohólica.

También se procurara la sostenibilidad del crecimiento de la producción para mitigar los efectos del cambio climático y mejorar aprovechamiento de los recursos naturales como lo es el del agua; se fomentará el desarrollo de formaciones técnicas y a nivel superior de recursos humanos especializados que requiere el sector y se consolidará la cooperación técnica y científica para asegurar la adopción de las mejores practicas internacionales con el apoyo de la Organización Internacional de la Viña y el Vino, del cual, México reingreso a partir del mes de Octubre del año 2016 y que en reconocimiento México será oficial del 45º Congreso Mundial de la Viña y el vino en el año 2022 y del cual tendremos la oportunidad de recibir a más de 1,000 expertos a nivel mundial de 46 países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *