En Ambiente

Sótano Uno

·       El Ejército en las calles de Toluca

·       Colofón: Instituto Hacendario, sustentáculo de municipios

·       La del Estribo: Carta de Pepe Nader a su esposa

El Ejército en las calles de Toluca.- Apenas el fin de semana anterior, el hacedor de las fábulas sotaneras acudió, como buen padre acompañando a su primogénito, a una reunión sobre adicciones que impartieron en la escuela preparatoria número 3 de su Alma Mater, personal del Ejercito Mexicano y la Conadic, cuyo objetivo era hacer participes a los tutores de familia, de la prevención sobre el uso de drogas por adolescentes. De suyo fue un hecho plausible y simbólico porque, entre otras cosas, es un esfuerzo conjunto de la perínclita cumbre universitaria, la milicia y el Consejo para apoyar en la formación de los pubertos choriceros.

Pero mire Asté, apreciable seguidor de las andanzas mandujanescas, en esa conferencia, el representante de la XXII Zona Militar informó que en Toluca se había despertado un auge criminal y homicida como resultado del incremento o proliferación de distribuidores de estupefacientes, bandas de narcos y sicarios contratados por organizaciones como La Familia Michoacana, Los Caballeros Templarios y otros, que intentan reclutar a jóvenes, además de disputarse a la capital del chorizo como zona lucrativa para cometer secuestros y otros delitos, situación por la cual, a petición del gobierno estatal y federal, la milicia estaría concretando operativos en colonias identificadas como de alto riesgo, además de efectuar retenes en calles y carreteras, revisiones de automóviles y alguna otra actividad de apoyo a la ciudadanía.

Y muy bien porque ¿Quién confía en la Policía, si en cada delito o banda asegurada hay un oficial inmiscuido dirigiendo o participando? Es lamentable que intervengan las fuerzas militares en un asunto que de entrada tendría que ser responsabilidad de la autoridad preventiva, osease los gendarmes, y más aún, ese aumento en la criminalidad descobija a la pobre policía acostumbrada a levantar borrachitos. O qué tal la estatal, o ministerial. Es claro, en este momento los robos a casa-habitación, a transeúnte, los asaltos a mano armada contra estudiantes de secundaria y preparatoria, en fin, los delitos de la calle, ahora son relacionados con bandas organizadas para deslizar la responsabilidad a la Federación y perder la investigación en el camino; o en su defecto, cuando se logre la captura de algún cabecilla o integrantes de algunas bandas, acreditarles muchas de esas transgresiones y poncianamente lavarse las manos.

Por eso, para el dramaturgo de la literatura irreverente, si la Policía no cumple su función y contrariamente se está aliando a la mafia, la indefensión social debe ser pugnada por el Ejército, al que se respeta y confía, sabedores de que al cuidarnos los castrenses, estamos en buenas manos. Ojala esta intervención militar le caiga en la cabeza a los alcaldes y diputados que están por iniciar funciones y exijan en sus mandos profesionalización, los roten, equipen y aumenten, y no les de pretexto a los uniformados para tirarse a la hamaca. Lo obvio es que la seguridad se refuerza con presencia, no extorsionando ciudadanos para multarlos o secuestrarles sus unidades con grúas, porque parece que esa es la chamba que saben hacer muy bien… Por eso se les decía “¡mordelones!”, cuenta la leyenda…

Colofón: Instituto Hacendario, sustentáculo de municipios

El kamasutra de las posturas editoriales recuerda que hace algunos meses, a invitación del Instituto Hacendario del Estado de México, ofreció una charla sobre estrategias de imagen institucional a personal del plural y federalista organismo que trabaja con todos los municipios mexiquenses. Si, con todos, sin distingos de colores, para capacitar a sus funcionarios y darle mayor eficiencia en materia hacendaria.

Pues bien, mientras degusta de un extraordinario plato de “Pancita” de la Fonda don Charly –Por cierto, picosísima-, el amanuense lee en su periódico una declaración de Carlos Acra Alva, vocal ejecutivo del Instituto, quien, ante decenas de ediles electos del país, reunidos durante un seminario de información, organizado por la Federación de Municipios de México, refirió que en el IHAEM las líneas de acción son capacitación, certificación, estudios hacendarios, así como la normatividad y coordinación.

Y se la palomeamos a don Carlos, no el de la Fonda, sino al del Instituto, porque existen más de 150 ventanillas de gestión federal para apoyar a los ciudadanos en los municipios, pero se desperdician estos recursos por la ignorancia de no saber cómo pedirlos. Así que capacitar para fortalecer las haciendas públicas, es lo de hoy…

La del Estribo: Carta de Pepe Nader a su esposa

Cuentan las malas lenguas –Que son las de todos los periodistas, aclaro- que el buen Pepe Nader realizó una gira por algunos meses en la inhóspita selva lacandona y en cierta ocasión le envío una carta a su mujer informándole: “Querida, no puedo enviarte ahora el dinero  para los gastos de la casa de este mes. Ya veremos como lo resuelvo. Mientras, de adelanto 100 besos”. PD. Eres un genio amor. Tu maridín (que tanto te ama). Días después, el buen Pepe recibió la respuesta: Querido mío, te agradezco por los 100 besos y te mando detalles de cómo los usé: 1.- El  lechero estuvo de acuerdo con recibir a diario 2 besos por cada litro de leche; 2.- El Cobrador de la Luz no estuvo de acuerdo en condonar la deuda por menos de 7 beso;.3.- El propietario del edificio viene cada día y me pide 2 ó 3 besos en lugar del alquiler; 4.- El administrador del supermercado no aceptó solo besos, así que tuve que ofrecerle también otro “arti… culito; 5.- Otros gastos: 40 besos. No te preocupes por mi, me quedan aún como 35 besos y espero me alcancen para el resto del mes. ¿Planifico los gastos del próximo mes de esta misma forma o me mandas dinero? Con amor, tu esposa… Hasta otro Sótano.

raulmandujano_6@hotmail.com
Twiter: @raulmanduj

Comments Closed

Comments are closed. You will not be able to post a comment in this post.