En Ambiente

Se presentan daños ambientales en la Los Tuxtlas, Veracruz

El proyecto que pretende la extracción de rocas mediante la utilización de explosivos para ser utilizadas en la ampliación del puerto de Veracruz tendría graves impactos ambientales para la Reserva de la Biósfera Los Tuxtlas, por lo que organizaciones de la sociedad civil a nivel local y nacional solicitan a la Secretaría de medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) negar la autorización de impacto ambiental correspondiente.

Esto fue informado por parte del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), que señala que la empresa Administración Portuaria Integral de Veracruz S.A de C.V, sometió ante la Semarnat para Evaluación de Impacto Ambiental (MIA) el proyecto “Aprovechamiento y explotación de roca basáltica del banco ubicado en el ejido Balzapote, mpio. de San Andrés Tuxtla, Veracruz.

El cual pretende extraer rocas dentro del área natural protegida para ser utilizadas en la construcción de la ampliación del puerto, lo cual contraviene el marco jurídico aplicable y puede afectar a especies declaradas como amenazadas o en peligro de extinción.

Ello sin contemplar que la Reserva de la Biósfera Los Tuxtlas mantiene el ecosistema de bosque tropical más al norte del continente americano. Las selvas tropicales poseen los ecosistemas de mayor riqueza global en el planeta, adicionalmente los bosques mesoamericanos del que esta región parte albergan una de las concentraciones de biodiversidad más importantes a nivel mundial.

De acuerdo a este organismo ambiental, entre los riesgos ambientales que el proyecto implica destacan:
El fragmento de selva donde se pretende ejecutar el proyecto de referencia es esencial para la sobrevivencia de flora, fauna y micobiota de este ecosistema. En la actualidad se llevan a cabo incluso proyectos de reintroducción de especies amenazadas o en peligro de extinción en la Reserva, como es el caso del mono sarag

La extracción de materiales se propone a sólo tres kilómetros del área núcleo I y de la Estación de Biología Los Tuxtlas de la UNAM, lugares que mantienen 640 hectáreas del ecosistema de bosque tropical perennifolio. En esta superficie se han registrado 800 especies de plantas vasculares, de las cuales 600 tienen un uso económico potencial y 160 son ya aprovechadas regionalmente.

La Manifestación de Impacto Ambiental no presenta información sobre la alteración del hábitat de especies que anidan en la región como el hocofaisán, el gavilán caracolero, las especies de halcones aplomado y murcielaguero, así como los loros frente blanca y cachete.

El Plan de Manejo de la Reserva señala como meta y resultado reducir a 0% el cambio de uso del suelo en la zona de amortiguamiento. Sin embargo, el promotor del proyecto reconoce la necesidad de realizar actividades de cambio de usos de suelo para una superficie de 160 mil 865 m2, para lo cual admite requerir una autorización de cambio de uso de suelo en terrenos forestales.

Y que el uso de explosivos en el área natural protegida está prohibido sin importar que se trate de los llamados de nueva generación. En este sentido, el promotor reconoce expresamente que el uso de dicha tecnología no es compatible con las actividades permitidas.

Por todo lo descrito anteriormente, las organizaciones denunciaron que “el proyecto de extracción de rocas que pretende realizarse en el corazón de un área natural protegida tan importante para el país como es la Reserva Los Tuxtlas contraviene los esfuerzos de conservación y restauración que han venido realizando en las últimas décadas tanto el Estado mexicano como la sociedad civil.”

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.