En Ambiente

Economía global brinda más estabilidad a inversiones sustentables

Jens Peers, CEO de Inversión Sostenible y renta fija de la marca Mirova, filial de la empresa Natixis IM, en entrevista con este reportero, declaró que una inversión sustentable se diferencia de una inversión tradicional al considerar sistemática e intencionalmente el impacto ambiental o social de cada inversión, mientras que una tradicional no considera en sus cifras dicho impacto.

En el aspecto de ganancias económicas, subrayó que en una inversión tradicional, las oportunidades de retorno pueden variar. En el caso de las sustentables, hay cada vez más evidencias de que la investigación en medio ambiente podría ayudar a reducir los riesgos. Subrayó que “existe también cada vez más evidencia de que pueden contribuir a generar retornos más elevados”.

Añadió que la inversión sustentable puede implementarse en todos los sectores empresariales y las mejores oportunidades están en sectores donde el riego de la falta de sostenibilidad es más elevado y donde los retos ambientales y/o sociales son los más altos: energía, industria pesada, minería, etc.

Estas inversiones sustentables pueden catalogarse como “estructuras de inversión ampliamente aceptadas (sicavs, fondos mutuos, fondos de infraestructura) que invierten ya sea en renta variable listada, bonos (verdes), o infraestructura directa, abierta a gobiernos y sector privado”.

El especialista de esta empresa que es considerada el segundo gestor más importante de Europa en fondos abiertos de inversión responsable (SRI, por sus siglas en inglés) y fondos de inversión social, ahondó que si bien una inversión tradicional, también integra información ambiental, social y de gobernanza (ESG) como parte del proceso de toma de decisiones financieras, una inversión sustentable realiza lo anterior de manera intencional y sistemáticamente.

En el caso de México, indicó que un sector que puede aprovechar este mecanismo a la perfección son las cuentas Afores. Mencionó que en Europa la inversión sostenible es muy popular y ampliamente aceptada, especialmente en los Países Bajos y Francia.

A pregunta expresa de si realizar inversiones sustentables o comercializar bonos verdes, son los primeros pasos para tener una economía circular, detalló que “este tipo de inversiones es un gran paso hacia el financiamiento de una economía verde, pero los desafíos ambientales de nuestro mundo son tan importantes que esta economía verde va a evolucionar a pesar de todo”.

Este tipo de inversión verde incluye diferentes enfoques como es el Cribado Negativo: excluyendo malas prácticas o impactos negativos (no armas, no tabaco, no apuestas, etc.). Selección Positiva que genera rendimiento al invertir en compañías con buenas prácticas ambientales. Inversión de impacto, cuyo objetivo principal es lograr el impacto deseado (por ejemplo: mejor educación, calidad del agua, etc.). Compromiso / Activismo, que asume la urgencia de implementar mejores prácticas.

Cabe mencionar que Mirova  fue la primera en lanzar un bono verde en México junto con Nacional Financiera (Nafin) y forma parte de las empresas firmantes de la Declaración de Bonos Verdes en la Bolsa Mexicana de Valores en 2017.

Jens Peers CIO, otorgó una ponencia durante el pasado foro ‘Finanzas Sustentables MX19’ (con apoyo de la BMV), en donde  es especialista en economía aplicada de la Universidad de Amberes, Bélgica, soslayó que “este tipo de inversiones que busca darle un giro al desarrollo económico tradicional se sostiene en que la necesidad de establecer un nuevo modelo de desarrollo sustentable; ya que el agotamiento de los recursos naturales y el calentamiento global, son factores esenciales de que existan 840 millones de personas con desnutrición”.

Por ello, se requieren de brindar soluciones a clientes que estén interesados en la sustentabilidad de sus inversiones, y busquen generar valor a largo plazo en la sociedad y los ecosistemas, abundó.

Entre los ejes de inversión que se califican como soluciones innovadoras para abordar los desafíos del desarrollo sustentable, son sectores como es la Energía; Movilidad; Construcción y espacios urbanos; Consumo; Salud; Tecnologías de la información y la comunicación; Finanzas y Recursos.

Por su parte, Mauricio Giordano, Director General de Natixis IM México, declaró a este reportero que México está a la vanguardia latinoamericana en iniciativas como es la Declaración de Bonos Verdes, que soporta amplías posibilidades de inversión para el sector privado, para intentar generar una cultura de inversión sostenible que pueda permear a toda la comunidad de inversionistas.

Esta Declaratoria, dijo es una “fantástica iniciativa y el primer paso para crear un entorno mejor para la inversión sustentable en el país.  Mirova se enorgullece de ser un signatario de esta declaración y estamos ansiosos de contribuir al desarrollo del mercado lo más posible”. Mas cuando el poder adquisitivo de los millennials y las mujeres va al alza para años venideros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + seis =