En Ambiente

Cómo mantener limpias las paredes

De acuerdo al establecimiento Home Depot, limpiar las paredes de la casa para mantener sus tonos originales y en buen estado es una tarea que puede ser tediosa o difícil. Por ello, The Home Depot difunde algunos consejos sobre de qué manera se puede conseguir mantener sanas las paredes de manera más fácil y asegurar que los espacios en el hogar luzcan siempre como nuevos.

De principio es eliminar el polvo de la pared; ello por medio de remover por completo toda la suciedad y el polvo que se adhiere a ellas. Es necesario que lo hagas con herramientas limpias y secas. Por ejemplo, si utilizas un cepillo húmedo formarás lodo encima de tu pared y la ensuciarás más.

Además de facilitar este paso con una aspiradora y un accesorio de cepillo para remover el polvo, o cualquier suciedad impregnada en la pared. También se puede pasar un trapo limpio por encima de ellas. En las partes altas, puedes facilitar la tarea con un jalador con esponja, que te permita para llegar a esos puntos inalcanzables de tu pared.

4 (1)

Probar la solución de limpieza ideal, como es el uso de detergentes o soluciones de limpieza de uso múltiple para que empieces a tallar tu pared. Aunado a que se aconseja probar en una superficie oculta para asegurar que funcione como se espera.

Lavar la pared: empapar una esponja con la solución y frota la pared suavemente. Limpia con movimientos de abajo hacia arriba. Si resulta muy pesado utilizar la esponja, opta por una fibra, así será más fácil acceder a esquinas y zonas altas de la pared. Enjuagar con agua tibia y limpia para eliminar los excesos de jabón. Si tu pared no ha quedado del todo limpia, repite la operación.

Secar bien la pared: Una vez enjuagada la pared, utilizar un trapo seco o bien lavado y exprimido para acelerar el secado. El chiste de esto es evitar que queden gotas, ya que pueden dejar marcas.

Además que siempre deben usarse pinturas de primera calidad que son más durables. Limpia periódicamente el polvo y/o suciedad de las paredes, con ello reduces el desgaste prematuro y evitas la acumulación.

Un buen plumero o una aspiradora con cabeza de cepillo pueden ser tus mejores aliados. Si vas a aplicar agua para limpiar, revisa que la pintura de tu pared sea resistente al agua.

Comments Closed

Comments are closed. You will not be able to post a comment in this post.