Cultura

Libro sobre Auschwitz y la culpa del pueblo alemán

Los horrores del nazismo han sido contados por los involucrados, por las víctimas y los verdugos, los sobrevivientes de los campos de exterminio y algunos de los inculpados que fueron sentados en el banquillo de los acusados; sin embargo, es la primera vez en la que un autor le da voz a los testigos involuntarios que enmudecieron e hicieron del silencio una vía de escape para la culpabilidad y la complicidad que los acompañaron toda su vida.

En La casa alemana, la novela revelación del 2019 publicada bajo el sello editorial Planeta, la autora Annette Hess recupera parte de lo ocurrido en el célebre juicio de Auschwitz para abordar la vergüenza y la culpa de los alemanes que permitieron y callaron los horrores del Tercer Reich por diversas razones; la principal de ellas, salvaguardar la vida, la propia y la de la familia.

La familia Bruhns, a la que pertenece Eva, tiene sus propios motivos para no hablar de esa etapa y los ha mantenido ocultos bajo un muro de silencio que podría caer cuando la protagonista es invitada a que colabore como traductora en las audiencias del juicio, celebrado en 1963, donde son procesados antiguos oficiales de las SS que estuvieron en Auschwitz y un capo, a quienes se acusa de torturar y asesinar, muchas veces con sus propias manos, y de elegir a los prisioneros para su exterminio en las cámaras de gas.

La colaboración de Eva con la fiscalía alemana genera el enojo y la oposición de su familia y de su novio, Jürgen, un hombre extraño que parece poco decidido a formalizar su relación con ella y que, como miles de alemanes más, también pertenece a una familia que guarda secretos o los disfraza entre álbumes que supuestamente muestran la felicidad y unidad de sus integrantes.

“Desde hace meses los fiscales, los testigos, el público asistente esperan oír una frase humana a los inculpados. El aire se purificaría si de una vez por todas se oyera una frase humana, pero no ha sucedido, ni sucederá”,  considera el fiscal general poco antes de que concluya el juicio que cambió las vidas de miles de familias alemanas, incluidas las de quienes en algún momento pensaron que si no contaban lo vivido o visto sería como si nunca hubiera ocurrido.

Annette Hess, empezó su carrera estudiando pintura y diseño de interiores. Ha trabajado como periodista, asistente de dirección y guionista. Desde 1998 escribe exclusivamente para la televisión y es la creadora de las exitosas series Weissensee y Ku’damm 56/59La casa alemana es su primera novela. El salto del cine a la literatura con esta obra la encumbró a nivel de los autores de mayor éxito de su país en los años recientes. La novela se encuentra en proceso de traducción en veinte países, mientras se negocian los derechos de adaptación cinematográfica y televisiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − diecisiete =