Comunitarias

No es plastilina, son los colores del eucalipto arcoíris

El color de su corteza va cambiando conforme va creciendo.

Nueva Guinea, Indonesia, Filipinas, son los hábitats de la especie, aunque también se puede encontrar en ciertas partes de Hawái y Florida.

El Eucalipto Arcoiris es una expresión más de la belleza y riqueza de la biodiversidad de nuestra naturaleza. Este hermoso árbol caracterizado por los colores que tienen su tallo, es considerado principalmente como un árbol ornamental en países donde el bienestar de vida no demanda darle otros usos.

Carl Ludwig Blume fue el primer botánico que describió la especie “Eucalyptus deglupta“, esta última palabra deriva del vocablo en latín que describe el proceso de mudanza de la piel, en referencia al desprendimiento de la corteza.

arcoiris_arbol21

La corteza del eucalipto arcoiris va cambiando cada año, tiene un color verde que cambia a medida que madura a tonalidades azules, púrpura, naranja y tonalidades granates. El árbol se desarrolla de buena forma en ambientes calurosos y con la debida humedad. Para quienes quieran tener esta especie en sus canteros, patios y demás, deben considerar estas condiciones básicas.

El árbol puede llegar a los 75 metros de altura y crecen 2 a 3 metros en cada estación del año. Es frecuentemente aprovechado para obtención de pulpa, leña, madera para el uso doméstico e industrial.

Nueva Guinea, Indonesia, Filipinas, son los hábitats de la especie, aunque en ciertas partes de Hawái y Florida, Estados Unidos hay también.

La ventaja de este árbol sobre otras especies radica en la belleza combinación de colores que los tallos muestran una vez va pasando el tiempo. Cada pérdida de una capa o corteza, se exhibe una tonalidad y al haber más cambios en el tallo, mas colores quedan descubiertos a los ojos de las personas.

El que sean considerados estéticamente como “bonitos” les ayuda en algo a mitigar la categoría de “especies invasoras” como los eucaliptos australianos que conquistaron el planeta, salvo contados lugares como los polos.

El eucalipto arcoiris es óptimo para ser plantado en parques porque proveen sombra y una fragancia exquisita bajo su sombra. Claro que consumen agua como sus congéneres del mismo género por lo que hay que hacer valer el criterio a la hora de realizar plantaciones. Plantarlos cerca de lagunas, ríos u otros cursos de agua es lo más óptimo porque así se advierte la rapidez con la que crece. No es aconsejable hacerlo cerca del hogar porque sus raíces se expanden y rompen las aceras.

Por Marcelo Moscoso Pantoja, Consultor Ambiental.

http://www.natura-medioambiental.com

Comments Closed

Comments are closed. You will not be able to post a comment in this post.