Campus

Urge que México haga un real enlace en productividad laboral y educativo

Rodolfo Tuirán, subsecretario de Educación Media Superior de la SEP al participar en el seminario “TransFormación: Habilidades para la productividad” organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo, comentó que es muy necesario el que en México se siga impulsando la conexión entre educación y productividad, ya que la educación aumenta la capacidad de las personas para “saber hacer” y para “aprender a aprender” a lo largo de toda la vida. Con ello vuelve más aptas a las personas para producir e innovar.

Pero aceptó que existen diversos los retos que deben enfrentarse para lograr este fin y que van de diversos ángulos como es que si bien se cuenta con una fuerza laboral más educada pero no igualmente productiva.

trabajadores

En los últimos 20 años, mientras que la escolaridad promedio creció casi 33 por ciento (al pasar de 6.7 a 8.9 años), la productividad per cápita apenas aumentó 10 por ciento (de 13.1 a 14.5 dólares constantes de 2005).

Se padece de un aprendizaje en las aulas continúa siendo insuficiente e inadecuado; impera una desigualdad en el acceso a la educación y el fracaso escolar de los jóvenes en situación de desventaja social; la transición escolar del aprendizaje memorístico a la formación por competencias ha sido lenta y aún insuficiente en el país; la escuela no está cumpliendo su papel estratégico para potenciar las habilidades socioemocionales; la educación media superior y superior enfrentan el reto de formar y capacitar; prevalece una marcada desconexión entre los requerimientos del mercado laboral y el sistema de desarrollo de habilidades.

Que las oportunidades de capacitación en el sector productivo son reducidas y desiguales, al tiempo que no logran cubrir las lagunas del sistema educativo; yampoco se ha impulsado la formación de futuros emprendedores; y que se sigue sin prever cuantos trabajadores se necesitarán en el futuro y con qué perfil en aquellos sectores con ventajas competitivas, debido a las insuficiencias de la planeación educativa y económica.

Dijo que “ante este preocupante panorama, es preciso fortalecer el sistema de desarrollo de habilidades, articulando este esfuerzo a la estrategia de impulso al crecimiento económico y la productividad.

México necesita en este renglón coordinar intervenciones, generar sinergias y alinear incentivos; precisa organizar actores y responsabilidades; articular una vinculación eficaz con el sector productivo; adaptar el marco legal existente; producir información pertinente; y generar confianza y compromiso entre todos los involucrados”.

Al respecto, Carmen Pagés-Serra, Jefa de la Unidad de Mercados Laborales del BID, dijo que si bien México es la nación con más avances en Latinoamérica, no puede aún presumir de sus logros ya que 43% de las empresas mexicanas dicen no tener los trabajadores que necesitan para aumentar sus niveles de productividad.

Por lo cual es necesario el que se combine el paradigma laboral y este se interrelacione con los planes académicos para que desde niveles de preparación se tenga la cultura de la capacitación y fomento a la productividad. Ya que en la actualidad esto a desemboca en que los jóvenes menores de 29 años padecen un desempleo que triplica al estándar de la población.

Además que se deben dar otras adecuaciones nacionales, pues el salario mínimo que se le paga a gran parte de los trabajadores no fomenta que el personal quiera fomentar su productividad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

20 + 1 =