Campus

Conect Arte

DESTESTAN LEER
Aunque estudiosos de la UNAM demandan al gobierno de la República poner en práctica un plan nacional para estimular verdaderamente la lectura entre los mexicanos, algunos más se declaran derrotados y concluyen que a los compatriotas, definitivamente no les gusta leer. Por esfuerzo no se para, pues recuérdese que José Vasconcelos mandó a imprimir millones de ejemplares de libros clásicos y se transportaban hasta en burros para que llegar hasta las rancherías y otro que dio un gran impulso, fue Jaime Torres Bodet al establecer la producción de Textos gratuitos. Claro, ambas acciones no agradaron a los industriales editoriales. Hay muchos libros bellos y hermosos, pero no los leen, dicen, y esto viene a colación porque el 23 de abril se celebró el Día Mundial del Libro. Como cada año, hay grupos que se lamentan de la escasa población que lee y de que más del 90 por ciento de los alumnos de educación básica, no saben leer de corrido ni comprenden lo que leen. De acuerdo con la UNESCO y OCDE, la lectura aquí se encuentra en su mínima expresión, por lo que de acuerdo a sus estadísticas, México ocupa los lugares más bajo en lectura en el mundo. De 108 naciones que se estudiaron, México, ocupa el lugar 107. Las cifras que se dan por diversos entes llaman la atención, por ejemplo Gabriel Zaid indica que de un universo de 8.8 millones que realizaron estudios superiores o posgrado, 1.6 millones no ha puesto un pie en una librería. Asimismo asegura que en 53 años, el número de librerías por millón de habitantes se redujo de 45 a 18. Otros dicen que el 99.99 de los mexicanos no lee ni su nombre. Por su parte, el GDF dice que 82 millones de mexicanos no leen y ante esta situación, tiene el proyecto de crear el Instituto Ciudadano del Libro. Asimismo, la UNESCO Y LA OCDE coinciden en que en México, en promedio, se leen 2.8 libros per cápita al año y que existe una biblioteca por cada 15 habitantes. Agregan que Japón tiene el primer lugar mundial con 91 por ciento de la población que desarrolló hábito de lectura; segundo lugar, Alemania con un 67; tercero, Estados Unidos, 65. Mientras que en México se calcula que únicamente el 2 por ciento de la población lee.

Por su parte, la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana destaca que el promedio de lectura en la nación es de 1.2 libros al año, pero otras instancias señalan que es medio libro al año por mexicano. La Fundación Mexicana para el Fomento de la Lectura indica que en uno de cada dos hogares se tienen 10 libros que no son textos escolares. Eso quiere decir que el 86 por ciento no superan los 30 libros para leer, que no son para ir a la escuela. Y concluye que solamente el 2 por ciento cuenta con más de 100 ejemplares en sus bibliotecas. Además, se calcula que solamente el 1 por ciento de la población adquiere la mitad de libros que se editan en México y que en promedio, menos del 2 por ciento de su ingreso lo destinan a la compra de libros. Se destaca también que 40 por ciento de las librerías de México se encuentran en el DF. La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, destaca que se editaron 330 millones 700 mil ejemplares al año; de esa cifra, 142.8 millones corresponden a la iniciativa privada y el resto, al sector gubernamental. Finalmente hay que citar que la población de América Latina representa el 9 por ciento del total del orbe, pero en cuestiones de consumo de productos culturales no representa ni el 1 por ciento.

PONIATOWSKA FUE POR SU CERVANTES
A pesar de que le dolió profundamente la muerte de Gabriel García Márquez a quien admiró por su talento creador de la realidad mágica, Elena Poniatowska recibió con sumo placer, el Premio Cervantes que le fue asignado el año pasado. Se echó un elocuente discurso con el que impresionó a propios y extraños. De esta forma, Elena es la cuarta mujer en recibir ese galardón y la primera que no es María: María Zambrano, Dulce María Loynaz y Ana María Matute. A su vez, pasa a la ser el quinto mexicano en recibir El Cervantes: Octavio Paz, Carlos Fuentes, Sergio Pitol y José Emilio Pacheco. La calidad literaria de Elena está más que probada en sus 40 libros impresos y muchas décadas de oficio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

19 + Once =